Los días prestados

Son los últimos días del invierno, que vienen a sorprender con una lluvía intensa, fría, tal vez un poco de granizo, a los narcisos que se quedan crispados y marchitos. Y uno tambien se sorprende cuando se levanta apuradoy se encuentra el auto congelado cuando el día anterior durmió sin frazada.

Son los días prestados que toma Abril del invierno y adonde se pueden ver por primera vez las estrellas recien lavadas después de una serie de tormentas y enjuagues llegados desde el Atlántico y Venus flota como una chispa en su órbita de diamente y parece que fuera un estreno, la primera vez.

Si se viera Europa desde el espacio se vería una gran ola verde avanzar de sur a norte y de oeste a este a una velocidad de 160 km por semana a medida que la temperatura se incrementa. No es exageración, parece que es causado por el cambio de color de los árboles al abrir sus brotes. El hecho se está comprobando con experimentos y observaciones. Le tomaría más o menos unas tres semanas cubrir la superficie de la isla, lo que quiere decir que ya se termina el préstamo solidario de un mes un tanto indeciso pero igualmente efectista, adonde algún virus vago y oportunista aprovecha el ultimo arañazo del invierno y te deja un par de días en cama, fuera de combate e igualmente esperanzado porque, total, ya se viene el calorcito.

4 comentarios:

Franco Pablo Scibona dijo...

pero mira que cosa mas alucinante
no sabia de eso

de verificacion me toco "ejggngu" pareces vos cuando recien te levantas jajejasjajseds

Bwana Roberto dijo...

Muy meteorologico-poetico lo suyo señor. Se ve que la irlandesidad se le esta metiendo en las venas.

amelche dijo...

Estoy de acuerdo con Roberto, es que en el fondo eres un poeta.

Luciano dijo...

L aunica manera que la irlandesidad me se meta seria en una transfusion, pero por como va el tema seguro que me toca sangre eslava.

La puesia es gentileza de chocolates "Fel-fort" y "Baccio".
:P