Tron, Uqbar, final de año.


1) Fuí a ver Tron y como toda fábula humana se trata de elegir entre la rubia o la morocha. (también hay unos efectos especiales del carajen). Platón supo escribir sobre esto y sus disquisiciones se han perdido en el tiempo, sus últimas obras incendiadas en la biblioteca de Alejandría; nos llegan a través de ecos endebles en títulos rescatados por los pensadores árabes, tales como "Morocha del Pireo, Rubia del ágora", "Bárbara teutona que me hiciste daño y sin embargo te quiero", "La rubia que lo hetairoi" y "Los hoplitas se divierten", con la participación de dos vedettes tebanas famosas de la época, ambas mayúsculas representantes de sus respectivos nichos melaníticos.
Y el hombre siempre ha de decidir entre estas dos opciones mientras el mundo se cae a pedazos y el destino de la especie se encuentra en jaque, que no mate. Dirá el sagaz lector que siempre queda la pelirroja para dividir las aguas, pero siendo un invento moderno de la genética adaptativa humana, podemos dejar tales planteos para la próxima semana.
Lo mismo sobre las que se tiñen, lo que cuenta es la pátina exterior.

2) Fin de año es la época de los balances televisivos, lo mejor, lo peor, las categorías donde se clasifica la experiencia humana y que dependen de un director de programación ignoto, gracias a dios.
Titulares tales como "Vitel Tonné o Pionono, qué comerá la yegua de Cristina este año" o "Macri prueba el champagne de Bolivia" pueblan las páginas de nuestros periódicos. No sé bien donde iba con esto, pero leyendo tanta pavada hice el ejercicio mental de imaginar una sociedad sin fiesta de navidad ni de fin de año y fué como si de pronto se hiciera silencio.

3) Por qué son los hombres los que juegan con pirotecnia y no las mujeres? Hay algo más bobo que una nena jugando con una estrellita? Qué falta quiere suplir ese tipo que saca una caja llena de explosivos y le hace saltar el marcapasos al nono de un cuetazo? Se pueden levantar mujeres con cañitas voladoras o voltear ese paredón de indiferencia con un rompeportones y así llegar, en la sala del quemado del hospital más cercano, al corazón de la amada que nos dice al oido, no se preocupe, Héctor, lo amo sin falanje o sin falanjeta?
Hablando de eso, recuerdo cuando me explotó un petardo en la mano. Conté uno, dos y paf.

4) A que no hay nada más hermosos que la mayonesa fría del día después sobre un huevo relleno o un pionono? Los antiguos solían medir el coraje de un guerrero mediante el método de la ingesta del pionono de tres días a la intemperie.

No tiene un comentario que me dea.


Porque es así :)

Tomá mate y salvá al mundo. Tótem, Cómo entregarle el alma al diablo.

1) Hay dos tipos de personas, las que tiran la yerba del mate en el tacho y las que las tiran a la pileta para que se la lleve el agua y esta en su última gran misión, neutralice los contaminantes y ayude a respirar al mar. Sin embargo en el tacho también ayuda, haciéndose humus, en los campos de relleno.
Cuando usted toma mate, le hace un gran bien al mundo.

2) Eso sí, después cuando tira lavandina se anula el efecto de unos 5 kilos de yerba.

3) Hoy ví el eclipse de luna a través de la niebla a más o menos -10 grados. Fué una experiencia que me conmovió hasta los mocos, dos estalactitas vibrantes.

4) Pensé que era el único que comparaba el nivel de inteligencia de mi hijo con la de un animal tótem. Por ejemplo este mes mi hijo progresó al nivel "perro setter". Sin embargo hoy un amigo me confirmó la práctica asegurando que su vástago está en etapa "mono".
Por algún motivo sospecho que las mujeres no utilizan estos parámetros de comparación para con sus hijos.

5) Resulta que harto de no aprender a tocar el blues en la guitarra, acudo al Bajísimo, al Oscuro, que no es un petizo morocho, y nos damos cita en la encrucijada de Arijón y la vía bajo un farol verde que parece un sombrero de lata oscilando bajo el pampero.
Y el tipo me dice, me dice, le digo, me dice, me dijeron que querés aprender el blues. Y sí. Pero sos ateo, esa alma va directo al infierno. Ah. Y sí, a lo sumo chamamé te puedo dar, de yapa. Pero si soy ateo y estoy hablando con el Enemigo entonces tengo constatación patente de que existe la Divinura, así que no puedo ser más ateo. Pucha, me cagaste. Acá tenés, firmá acá y acá, y acá también. De qué signo sos? Qué tipo de sangre? Blues del delta del Mississipi, eléctrico o Tejano? Listo pibe, en 2 semanas te llega el curso.

Evenezer superstar.


1) Por qué te felicitan para Navidad si uno no parió al cristo ni tuvo la paciencia de José de andar buscando hotel por el hijo de otro?
Pero igual te felicitan y uno dice "gracias, igualmente, saludos a la familia" y así se cumple con la leyenda de la cortesía, que es en realidad falsa e hipócrita. Felicitenme por haber terminado un año y por tener otro para arruinar a mano.

2) Otra cosa es el tema de Papa Noel y los niños, tema que pese a ser discutido hasta el hartazgo sigue dando de qué hablar. Te la hago corta, para mi está mal andar engañando pibes, pero los pibes se la buscan, se creen cualquier cosa, no sólo con Santa Claus, que es como el cuñado gordo de Gandalf, una figura paterna mejor que los padres, una especie de superman colesteroso, si no el tema de los Reyes.
Admito que como un idiota me dediqué a juntar pastito y agua para los giles esos hasta que un día ví al pobre de mi padre bajar sigilosamente en calzoncillos carmesí, una especia de ninja gringo, y sin tener mucha cara de contento. Supongo que me alegré los primeros años de que vinieran tres turcos faroleros a dejarme unos juguetes que eran más o menos los que no pedía, pero tal vez se debiera a que no dominara todavía el inglés y escribiera "gualqui- tolquis" para hablar con el chanta de mi hermano que lo tenía todo el santo día al lado.
Y un día ví un camello y era horrible, peligroso y oloroso y no pude desear ya que ese animal me llenara de baba y moco los zapatos.
Hay que admitir que cuando uno es chico es medio boludo y los adultos se divierten escuchando nuestros cálculos logísticos al respecto. Sin embargo la plata la ponían, y la siguen poniendo ellos. Porque uno a lo mejor crece y aprende, pero no hay mucha esperanza viendo como reinciden los abuelos.

3) Al medio margen, no entiendo cómo el islam no pega más fuerte en el mundo occidental, si con el tema del Ramadán tenés que hacer dieta durante un mes y si justo es antes del verano es el régimen perfecto.
El cristianismo ofrece todo lo opuesto y los máximos representantes son un bebé rechoncho y un gordo fiestero. Si es por relacionar supremacía cultural con ayuno, vamos muertos.

Los dos Brian.


1) Cuando mi hermano me dijo que basta de juguetes con pilas que hicieran ruido no lo entendí y hasta me burlé de él.
Pero ahora lo entiendo. Buscar las llaves en la oscuridad de la cocina es una aventura para los sentidos, de golpe se te enciende un libro con ruidos a dinosaurios y el grito del tiranosaurio en celo retumba por todo el barrio y el eco se pierde en la distancia.
Antes la tenían fácil, un peluche venía con un wincofón adosado y no era portátil, costaba medio sueldo y duraba un mes, ahora te ponen un Ipod adentro de un osito y el sonajero tiene pantalla táctil, el pibe te googlea "temperatura ideal de la teta" y tiene más amigos en Facebook que vos.

2) El heredero se expresa a los gritos, prolongados y tomando carrera pulmonar. Por el tamaño de la cuerdas vocales emite unos agudos que me están haciendo escuchar frecuencias que no sentía desde la adolescencia. Y después se ríe, el cachafaz de la teta.


3) Más o menos, si todo se cumple, yo no llegaré a ver a mi hijo cuando él sea viejo, lo cual está bien, pero uno quisiera acompañarlo en todo momento, aún a ir a cobrar la jubilación y hablar con él en la cola y decir qué barbaridad, adónde iremos a parar. Sin embargo la vida te dá una especie de vistazo previo. Pelado, barrigón, babeante, medio chicato, la criatura abre la boca y muestra dos dientes y se tira un pedito. Más o menos lo mismo.

4) El primer ministro de Irlanda y el Ministro de Finanzas (Economía), se llaman los dos, Brian. Así que muy entrepreneur yo, me pongo un super de barrio llamado "Los dos Brian" (The two Brians) y abro cadenas en Burzaco, cuyo nombre me sabe a hierbas y algún día conoceré, y en Rosario. Me hago rico. Me compro un gran galpón en desuso y en una punta pongo la PC y en la otra la guitarra y voy al baño en un pequeño gusano loco o en karting eléctrico y también pongo un túnel y contrato a Carozo y Narizota que hacen su vuelta triunfal dejando atrás los comentarios de carreras en Crónica, pero Carozo muere de un paro cardíaco por sobredosis de polvo para pulgas y Narizota entonces me maneja las finanzas y me pierde todo comprando acciones de medias Ciudadela para hacer marionetas, que no sirven porque se les vence el elástico, pero antes de tener que vender todo alcanzo a poner una galería de paintball en el que hay que perseguir enanos pelirrojos vestidos de pitufos. Y no será políticamente correcto pero al menos creé fuentes de trabajo.
Hasta mañana!

Cosas que encuentro por ahí, en el tercer cajón de la mesada.


1) Una vez al año, desde que se inventó internet, miles de argentinos emigrados residentes en el hemisferio boreal dan comienzo al ancestral ritual de maravillarse sobre, y expresar por cuanto medio sea posible, la puta nieve. En cierto modo a los que se quedaron a pelearla les gusta, les refresca la panza espachurrada sobre los cerámicos del living, la nuca frente al turbo lleno de pelusas o ahora, que podemos, el famoso split o splí, sin banana. O no les gusta ya, hartos de ver fotos de los tipos en la nieve, los nenes en trineos, papaes noeles realmente abrigados por necesidad que no sudan la gota gorda y mueren del soponcio repartiendo volantes.

2) El problema con ser morrudo es que te piden disfrazarte de papá noel y o sino, te pegan y no te podés quejar, te dicen dale, qué te va a doler a vos, gordo! Y te sacuden una piña y no te podés quejar. El gordo es un tipo austero de la expresión, un tipo estoico, lacónico, un espartano fuera de forma, digamos, que avanza a paso firme, paspado, como un hoplita de la anatomía, hacia el mañana, con la hebilla del pantalón lastimando, a lo mejor el arco vencido, a lo peor agitado y jadeante, con la remera como una bolsa mal entrazada, con el fondillo del pantalón colgando, culo ausente pero orgullo encendido.
El gordo es un atlas que sostiene la esfera del mundo y lo quieren poner a dieta.

3) Retazo encontrado en un email viejo:

Por qué las muñecas hacen las cosas que hacen en sus casas chiquititas de paredes abiertas o en las cajas de zapatos donde las tiran despeinadas levantando los brazos al techo, con las boquitas mal pintadas, intentándose dar coraje para arreglarse los mamarrachos del pelo? Y sueñan con aromas a comiditas, a perfume de comida de muñecas, a cosas que parecen de casas normales, esas cosas simples que se ponen en jarrones junto a las ventanas y se van muriendo con los días, bebiéndose la poquita agua que les ponen y el mucho sol que las quema. Y habrá muñecas cansadas que no sueñen ya con nada, mal vestidas, dejándose caer de espaldas para cerrar los párpados nunca transparantes de pestañas pesadas, sospechando, hartas, la condena indestructible de la eternidad del plástico.

Calendario ilustrado. Una historia. Un dibujo. Un amigo.


Gentes, les robo dos minutos de vuestra atención para un aviso parrucchiero.

Viva la vida es una institución sin fines de lucro que alberga muchos animales que han sido rescatados de la calle o de situaciones de abuso y los recupera para que puedan ser elejidos por una familia que quiera incorporar una mascota a su hogar. El refugio está abierto a quienes esten buscando a una amigo peludo para amar y cuidar.
Este año han realizado un calendario en el que he tenido la suerte de participar escribiendo textos sobre algunos de los perros que representan cada uno de los meses.
Durante todo el año hay perros de todas las edades, tamaños y colores esperando
que lleguen sus nuevos dueños. Cada mes contará la historia de un perro del refugio. La escritora Ana Tortosa se ocupó de narrar la mitad de las historias y las geniales ilustraciones son de Gusti, Roger Olmos, Cecilia Varela, Ester García, María Elina, Leonor Perez , Aitana Carrasco, Elena Ospina, Lia Angotti, Abril Castillo, Cara Carmina, Unai Zoco y Mercedes de la Jara, quien se encargó también de la ardua tarea de dirigir y coordinar el proyecto.

Si les interesa comprarlo, pueden comunicarse con la gente de la colonia a través de su email colonia.canina@gmail.com (para los que viven en el exterior o no viven cerca de estos lugares) o en los locales Pet Ranch de Carrefour Vicen López, Carrefour Paseo Alcorta, Devoto y La Plata.
He aquí un texto de muestra y un par de ilustraciones:

"Soy un perro que abraza pero no quema. Soy como una pelota abandonada al sol de la siesta. Te abrazo con tierra reseca, con la nariz remojada, con las esponjitas de las patas te acaricio la cara y sigo con mis mandados, haciendo un ruidito a reloj con las uñas en las baldosas del patio, ocupado, rastreando olores a bichos y a sapos, a todo lo que pase y me llene los ojos de cielo, volando."



Kill Willy.

1) EEUU vendría a ser, con esto de los reportes de Wikileaks, como ese marido violento, idiota y vicioso que le mete los cuernos a la mina con todo el barrio y la mina va y descubre la contraseña del email y confirma, por escrito, todo lo que el mundo sabe, hasta ella misma. Y después va y le cocina ravioles. De ricota. Con estofado.

2) Ahora con la crisis y el impuestazo que se viene no sé si quedarme a pelearla acá o qué cuernos.


3) Mi evolución con la guitarra ahora está tomando toda el cariz de una actividad meditativa zen. Va a llegar un momento en el que ya no voy a necesitar guitarra. Porque no hay guitarra.


4) Para mi todos los cetáceos y mamíferos marinos estan de la cabeza. No pueden andar de noche por las inmensidades marinas porque, cómo controlan el miedo, la sospecha del horror cefalópodo y de otros órdenes biológicos con ojos como platos, fosforecentes monstruosidades acechantes, de múltiples órganos invertebrados? Osea, no tienen miedo los tipos?
Si yo fuera o fuese delfín, además de andar espiando chicas en bikini en las playas más selectas, me convertiría en líder de la nación flípica y crearía un movimiento que pugnara por la vuelta a la tierra firme. Iriamos, envueltos en trajes rellenos de agua, a golpear las puertas de los acuarios a pedir si tienen algo que nos dean,un laburo entreteniendo pibes los fines de semana, iríamos a los clubes para trabajar de guardavidas, destapar rejillas llenas de pelos o simplemente quedarnos con las cosas que pierde la gente en las piletas durante el verano, cadenitas de oro, bijouterie, peines y peinetas, monedas, encendedores y otra menudencias para revender en montes de piedad. También podríamos intengrarla selección de waterpolo y romperla en las próximos juegos olímpicos. De a poco ir integrándonos en la sociedad, hacer fortuna y comprar un lago en San Luis, sin monstruos y con pescaditos. Las orcas que se curtan, y las ballenas que se joroben.

Tarde maullaste.


1) En este mismo momento hacen -5 grados. En realidad no hacen -5 grados, porque es un valor negativo.
La madre naturaleza es sabia porque ignora nuestro dolor y el de los millones de seres animales que mueren sin decir ni mú ante el indiferente garrotazo del final. Casi como dios. Cual dios? Ese dios que va ahí, señor, no lo ve con la toga y los laureles en la testuz?
En fin, decía, porque no sé si se acuerden que nacieron gatitos en el patio de mi casa, a los que se sumaron tres más de otra gata que nos pernoctaba. Al final eran seis, de los cuales quedan solamente uno. Uno solo, gris, esponjoso, como un Platero con colmillos que nos mira a través de la ventana y pide, como todos los gatos, trato real. Les preparé a él y a su madre una buena cucha con un tacho plástico de basura abandonado recubierto con una alfombra vieja, al reparo; el agua se les cambia cada vez que se congela y a -5 grados el agua se congela muy rápido, y tienen comida de sobra.
Pero sería muy ingenuo pensar que el último de la camada fuera a sobrevivir. Como el quinto gato al que encontramos reventado ayer sobre la nieve, a este le queda poco vida, porque es pichón y no vuela.
Así que cuando usted vea un gato callejero, mírelo y sáquese el sombrero ante un vencedor, el verdaderamente ejemplar más fuerte, un sobreviviente del horror, que hará todo lo posible por sobrevivir, incluso desayunarse a sus crías.

2) Pero no todo es horror en la viña del señor, ha estado nevando y la gente parece más buena, como si fueran clones de Palega Ortito que van besando a sus madres y novias por las calles mientras andan todos juntos en la moto de la Brigada Blanca de la Policía Federal Argentina,verdaderos centauros motorizados que pueblan nuestra Nación.


3) Yo camino siempre por la nieve para entrenarme porque algún día o habrá invierno nuclear o me quedaré varado, como Scott, en mi expedición antártica y quiero tener las patas preparadas. Y la gente dice ahí va un rosarino, porque ellos aman la nieve y andan en moto sin casco.

Feliz navidad.

La verdad que mi destino no es ser pobre, pero me revelo, rebelde.
Sin embargo esta vez la crisis no me agarra ni acá en Irlanda porque tengo un plan comercial. Se habla tanto de lo que pasó en Argentina y del papel de FMI que como estamos en boca de todos se me ocurrió ofrecer un servicio navideño: festejo natal a la argentina.
Sí señor, nada de ponchos y boleadoras, si cuando fué que usted vió un gaucho de verdad y no sospechó que se llamara Acquastancatta o Schwartz de apellido y se achinara los ojos con cinta scotch para parecer litoraleño? Además al gaucho le falta el encanto del pistolero, los comesarios no son alguaciles ni sherifes, ni andaban de guapo, meta cuchillo y en estos tiempos que corren me los dejan fuera del baile con el detector de metales. En fin, que está demodé.
El servicio de festejo navideño urbano a la argentina sería así: en una carpa climatizada a 45 grados a la sombra se equipa al cliente con la siguiente indumentaria, shores o bermudas, remera o camiseta y ojotas de marca reconocida y se lo sienta a una mesa con por lo menos 150000 calorías en turrones y frutos secos de la selva negra jujeña y una minimuralla china de budines Georgalos, bien pegado a un enorme árbol de navidad de plástico blanco despidiendo unos 50000 kilo jules de energía geotérmica fotolumínica a través de un intrincado sistema de luces enchufadas a un triple de ferretería en el único tomacorrientes de la carpa, al ritmo de una movida selección de temas cumbieros santafesinos de variada estridencia. Se lo sienta así mismo frente a un nutrido grupo de actores y extras que realizarán los roles de cuñado que rompe las nueces con la mano, sobrino hincha pelotas que pregunta cuando se abren los regalos y suegro que descorcha sidra La Farruca con riesgo para los glóbulos oculares de los invitados. También habrá una nutrida selección de actrices fingiendo estar enculadas por no haber ido a lo de su madre a pasar las fiestas, dos que no se hablan uno vaya a saber por qué y otra que reparte ensalada rusa y huevos rellenos a destajo y una nona esperando el saludo papal por Canal 5 de Rosario.
Más tarde llega el vitel toné, el lechón asado de la panadería y se riega todo con un buen clericó de balde rebajado a los sifonazos. El cuñado procederá a doblar las chapitas de las cervezas con la mano y los niños quedarán asombrados. Cinco minutos antes de las 12 y el esperado brindis con Fresita, Ananá Fish o Champán Monitor, se procederá a armar un trifulca de proporciones al grito de yegua, vieja hija de puta, vago andá a laburar, no vengo nunca más de tus viejos mientras se revolean fuentes de alimentos y los invitados se retiran a los portazos y se escuchan las aceleradas de un Fiat Spazio, una coupé Taunus, un Rastrojero fiel y gauchito y el Falcon del taxista a GNC, explotador pero simpático.
El arte de regalar la congoja para la soledad de las 12 en su máxima expresión.
Y que pase el que sigue.

La crisis irlandesa.

He intentado entender el origen de la crisis y sigo intentando entender qué es lo que va a pasar. Y no puedo entender todo, salvo que otra vez los capitales y los bancos jugaron, perdieron, pero al final ganaron y el resto tiene que pagar los daños.
La crisis bancaria empezó en el 2008, es decir el proceso de deterioro hizo crisis y se rajó el entramado en ese año. Ahí el gobierno irlandés decidió nacionalizar esa deuda, hacer esos bancos casi totalmente públicos y garantizar todos los depósitos. Ahora el agujero negro de los bancos sigue comiéndose millones de euros y el FMI y la UE tienen que salir a rescatar al estado irlandés para evitar un colapso que arrastre a Portugal, España e Italia o destroce al euro.
Lo que se viene localmente es un plan de ajuste de cuatro años y un presupuesto muy duro para el año 2011.
Mientras tanto la crisis política no termina y el actual gobierno de coalición es un zombi ni siquiera ambulante que aguante el rancho mientras se lo cascotean de todos los ángulos. No tienen nada que envidiarle a De la Rúa.
Dos opciones quedan, aceptar el rescate con sus durísimas condiciones o no, pero para esto último la población de protestar y comenzar un cambio en el manejo de las instituciones y las conductas de los políticos, tal vez terminar con un sistema casi bipartidista que, según el dicho popular, no son más que dos cachetes del mismo culo.
Hay un par de marchas convocadas, una por los gremios, en un día sábado, pero no parece ser que la sociedad esté reaccionando. Si reacciona será ya muy tarde al estar el rescate firmado y ya no tendrá imporancia a no ser que una nueva dirigencia patee el tablero.
Desde mi humilde punto de vista, no creo que ocurra. Los veo muy fríos y faltos de reacción, faltos de norte o por lo menos de cohesión. La cultura política local es mucho menos apasionada que lo que nosotros conocemos, para bien o para mal.
Pero admiro esa tranquilidad tan opuesta a la calentura argentina que lleva a un tipo a llamar a la radio y preguntar si se mete un cucurucho de dólares por la oreja o se prende fuego junto a la familia frente al ábol de navidad.
Lo que sí sé y entiendo es que reventó el sistema y no habrá salidas fáciles ni indoloras.
Eso es todo, vamos a ver cómo sigue la cosa, si la sociedad se conmueve sobre su condición y exije un mejor trato o agacha la cabeza y se traga la medicina cuyo amargo sabor ya todos conocemos.

Bosquejo sobre el fin del mundo rosarino.


- Hola, soy Dios. Te hablo en sueños porque cuando estás despierto tu lado racional me complica un poco la cosa, pero cuando soñás te creés cualquier cosa, como el otro día que soñaste con Ornella Mutti.
- Si.
- Viste? Si te creiste eso, te podés creer esto también.
- Si.
- Bueno, qué te iba a decir? Nah, mentira, pará. Ah, sí. Sabés calafatear con brea?
- No, por?
- Bueno, es fácil, mirá, primero tenés que conseguir mucha madera, como la canción. Después brea y un pincel y le das. Las juntas las haz de rellenar con trapo basto de piso, y de como 60 codos de largo la harás...
- Lo qué?
- La canoa!
- Ah.
- Y como de 20 codos ancho la harás...
- Y cuanto son en metros?
- Como una cancha de fútbol 5, fijate en Google a cuanto está el codo. Pará, fijate. Ponele un motor Envirude de 500 caballos y una luz verde a babor y una roja a estribor y de nombre "Isla del Espinillo" y un muñeco de la Pantera Rosa pedaleando una bicicleta Aita en el frente, y luego una pareja de cada barrio de Rosario convocarás y un perro marrón de carrito y uno marmolado de barrio y otro de esos perros de rico, y un par de caballos de campito, esos con las costillas marcadas como fuelle de bandoneón, y unos kilos de asados, como medio kilo por persona sin contar los chorizos y Coca-Cola, nunca jugo para diluir, y vino Toro, y porrón, y facturas sin levadura para el mate de la tarde, todo esto lo haz de poner en una heladerita con hielo Rolito de San Martín y Lucero y saldrás del Saladillo después del puente porque si no no pasa la lancha, y te orientarás por las luces rojas flasheantes sobre la chimenea del Frigorífico Swift y dejarás atrás los vapores de las cataratas del Saladillo, y navegarás de noche bajo el lucero del Alba hasta las islas que no serán más de Entre Ríos porque yo así lo dispongo, séllese y archívese, pam, pam y fundarás la Nueva Rosario bajo el símbollo de nuestra alianza, un Monumento a la Mandarina con todos los gajos, no eso que tienen ahora, y trazarás las calles en cuadrícula y harás un monumento a la bandera más alto que el otro con piedra sin labrar o lo que haiga en el corralón.
- Sale y vale.
- Bueno, mirá, yo ahora me tengo que ir, tengo unas supernovas que atender, lo discutimos mañana. Vos empezá, sin apuro, despacito y mañana soñá de nuevo conmigo que te explico el cableado y los banderines y el tema de los salvavidas, que no te agarre Prefectura.
- Pero cómo hago?
- Fácil, vino con sándia antes de dormir. Hasta mañano, hijo.

(Fuente de la foto)

Cómo dejar de fumar.


Empecé a fumar porque quería saber cómo era. El primer cigarrillo me tumbó, pero me dejó feliz. El segundo me dejó titilando pero asqueado. Fué en Santa Rosa La Pampa y fué una de las mejores semanas de mi vida con dos amigos que extraño inmensamente. Escuchaba U2 y The Doors. Pero no volví a fumar hasta mucho más tarde y todavía se podía fumar en el aula del curso nocturno; me sentía más acompañado.
Diez años después no podía lograr dejar de fumar, sin embargo, quería dejar. Este deseo es la clave del método. Quien comprenda esto tiene el éxito asegurado.

Un día encontré, en un kiosco de la estación de trenes de Heuston en Dublin, un libro llamado "Deje de fumar en una hora". Incluía un cd para escuchar momentos antes de irse a dormir.
Hasta el día de hoy no entiendo qué fué lo que funcionó, si el libro o las inmediata posterior circunstancia. Aún sin efecto la ley que prohibe fumar en lugares públicos, la empresa de trenes irlandesa. Iarnrod Eireann, ofrecía un servicio de coche para fumadores. Nos subimos rumbo a Galway, en un viaje de poco mas de tres horas de duración. Entre el humo, me asusté de mi posible futuro reflejado en los rostros de los viajeros circundantes. Rostros grises y ojerosos, con un brillo apagado en la exhausta mirada, chupando como vampiros cenicientos más que palidos el ardor ácido de la nicotina. Las toses flemáticas resonaban en los pechos crujientes.
Me bajé del tren espantado y esa misma noche puse el cd. Me quedé dormido sin nunca recordar haber escuchado el final. Nunca más volví a tocar un cigarrillo.
Poco después dejó la mujer que se dice mia y fuimos libres finalmente.

A veces sueño que fumo y me río y tomo cerveza y digo pavadas y el ruido no me deja esuchar lo que dicen los demás. Cuando me despierto no recuerdo cómo es que una vez efectuaba ciertos movimeintos rituales en los que se me iba la vida, no los recuerdo, no los interpreto como mios.
Tengo un hermoso encendedor Zippo labrado con un intrincado motivo celta que es eso nomás, un objeto brillante en una estantería.

Supongo que en caso de invasión zombi me servirá para algo.

Viva el futuro. Más Newells y Central.

Este es un post largo, pero lean y comenten, manga de lectores.

1) Resulta que si una nacía en Grecia allá por el año de ñaupa y por un casual se hacía inmortal, tenía que esperar como 1500 años hasta que inventaran la bota y después, otros 500 años para que inventaran la alpargata y no te digo la zapatilla. Es decir que el pasado era un bodrio porque todo el mundo sabía que moría y nacía envuelto en un trapo y con unas sandalias mugrosas que se llenaban de piedritas. Lo único bueno es que las mujeres no usaban corpiño ni sujetador dursante siglos y el viento hacía más de las suyas. Después está el tema de los escotes en la época esa de los franceses con voladitos, que es como la excepción a la regla.
En cambio, ahora, un tipo de 80 años te dice: todo esto que se ve acá era campo, después quinta, después empezaron a aparecer unas casitas y después se trazó una huella y después se fué llenando de gente y después había cooperativa telefónica, tranvias y adoquinado, y trolebuses, y se esuchaban radionovelas y la televisión era en blanco y negro, íbamos a la cancha con un pañuelo en la cabeza, se hacían los carnavales en la avenida y los pomos eran eso, pomos de plomo con espuma, como la tempera pero con espuma y después se pavimento, se ensanchó la calle, iluminación de mercurio, llegó el hombre a la luna, adiós al televisor valvular, todo en color, un teléfono en cada casa pero había que esperar un año, las computadoras tenían 2k de memoria los autos enormes pasaron a ser a inyección electrónica, los celulares eran como ladrillos, y ahora, no te digo, todo es táctil y los pibes andan vestidos como subnormales, ya no reconozco los autos, las calles sé que son las mismas pero los edificios son todos de vidrio.
Vivimos tiempos emocionantes y veloces y para mi es mejor así aunque en el pasado había más tiempo para dormir la siesta. Pero uno se moría a los 20 años violado por una invasión de bárbaros. Así que en realidad se dormía menos.

2) Ahora también a uno lo definen por el equipo al que pertenece. Se presumen cualidades asegún el cuadro de fútbol para el que uno cinche. Esto es terrible. Si embargo el lado bueno es que en Rosario, ciudad dividida como TODO EL MUNDO SABE, en dos parcialidades, una más exitosa que la otra. Es así que he decidido adaptar el clásico de Osvald Shakespeare, Romeo and Juliet, pero ambientado en dicha ciudad y con dos familias divididas por el amor a sus respectivas camisetas. Un padre Canulleto no puede permitir que su hija se case con un Nobesco. Escenas de pasión arrebatada en un balcón del barrio Saladillo, persecusiones a bordo de Ami8 y 3CVs, ballet acuático en el laguito del Parque Independencia, muerte de Mercutio frente al estadio de Arroyito y mucho zoom con la cámara. Necesito ideas para el casting, pero podríamos ir a buscar candidatas para el papel de Julieta a la peatonal, no sé si encontrareno actrices pero que nos deleitaremos la vista, nos deleitaremos la vista.
Escucho ofertas.

Cruachan, significado.


Hace ya un par de años que hice un post en el que mencionaba Cruachán, la canción de Sumo, y he visto que son varias las personas que llegan a este blog diariamente buscando el significado de la palabra y se retiran con las manos vacías al no haber yo expuesto más sobre el tema.
Cruachan es dos cosas, o muchas cosas en realidad. Es una cosa en Irlanda y otra distinta en Escocia.
En Escocia es tanto el Ben Cruachan, una montaña que guarda en su interior, en una caverna (y que tan maravillos es esto), una estación hidroeléctrica.
Y era, o es, el grito de guerra del más poderoso y antiguo Clan Campbell, el de Argyll, zona dominada por el mencionado cono montañoso, que tal parece ser el significado de la palabra en gaélico.
Es el grito también del existente 1er Batallón de Highlanders de Argyll y Sutherland.
Muy probablemente, en mi humilde opinión, Luca Prodan se refiriera a las tropas de Highlanders que pelearon en las insurrecciones jacobitas que comenzaron en Escocia en 1689 y culminaran con la masacre de Glencoe.

En Irlanda, en cambio, Cruachán era el nombre de la capital del reino de Connaught, que hunde sus raíces en la niebla del mito y la leyenda, asiento de la orgullosa, altiva, y suponemos que pelirroja buenarra Reina Guerrera Maeve o Medb, cuya historia se narra en el Táin Bó Cúailnge, o "El robo de ganado de Cooley", resumen del cual pueden leer siguiendo este link.
Actualmente Cruachán es Rathcrogan, o el fuerte de Cruachan, y sólo queda de él un par de montículos cubiertos de brillante hierba, flanqueados por la ruta N5 y unos cuantos campos poblados de, irónicamente, ganado. En el caso del Cruachan irlandés, éste tomó el nombre de una deidad solar, una doncella vuelta mortal. El poema es largo y laborioso y no lo he más que empezado, como mordisqueando una oblea deliciosa de radio infinito, así que no miento más sobre el tema. En todo caso el montículo es otro palacio de las hadas y es un portal al otro mundo, que se abre en Samhain, es decir hace unos días en Halloween, y de ella emergen deidades y otros seres fabulosos que no pagan impuestos.
También habita en su interior la Morrigan de quien mejor no hablar mucho porque se hiela la sangre de quien teje historias con la fibra del horror que desprende.
Una cosa fascinante de Irlanda es que casi la totalidad de los lugares mencionados en sus leyendas existen en realidad, se pueden visitar y pisar, señalar con el dedo. En la mayoría de los casos basta con parar al costado de la ruta, invadir brevemente la santidad del campo de un chacarero y sentir la prehistoria del hombre narrada en una desordenada acumulación de rocas.



Apéndice: Agrego aquí el comentario esclarecedor de un colega blogger, Occam, autor de El Corral de los Lobos, sobre el tema:


En realidad, Luca se refiere a una sublevación jacobita posterior, en la que los highlanders apoyaban a Carlos Eduardo Estuardo, hijo de Jacobo III, para el trono británico (conocido como Bonnie Prince Charlie, de ahí que en la canción diga "well, the Bonnie Prince has gone back home"), contra Guillermo Augusto, hijo de Jorge II, de la Casa Hanover, apoyado por los ingleses.
Luego de la batalla de Culloden, Guillermo Augusto, duque de Cumberland, ganó el apodo de "Cumberland el Carnicero", elocuente de la crueldad inglesa en ese último hecho de sangre en la isla británica.
Perdida la batalla, se aplicaron todo tipo de represalias, se dictaron leyes para prohibir el sistema de clanes y se persiguió el uso de las gaitas y la vestimenta tradicional.
A los jacobitas los apoyaron (aunque en número reducido de hombres) los franceses y los irlandeses. La muy mayor parte de la tropa estaba compuesta por highlanders (en su mayoría, católicos), liderados por el Clan MacDonald, más un tercio de lowlanders mayoritariamente episcopalianos.
A los ingleses los apoyaron alemanes de Sajonia, partidarios de los Hanover, y lowlanders del Clan Kerr y highlanders del traidor Clan Campbell.
Las tropas gubernamentales sumaban unos 8.000 hombres, y sus oponentes escoceses unos 5.000. Luego de la batalla de Culloden, 1.250 escoceses habían muerto y otros 2.000 heridos y prisioneros fueron ejecutados en el mismo campo de batalla por el "Carnicero".
 



Ser padre es sentirse culpable. Cómo sacarle los mocos a su hijo con un inflador usado de bicicletas Aita.

1) Primero me agarra una sinusitis que me deja en K.O. técnico durante una semana y se la contagio al heredero, el cual sigue carraspeando y chorreando mocos. Pasa la primer fiebre de su vida y me mira, afiebrado, con ojos de carnero degollado, impotente. Mea culpa y de mi sistema inmunológico.
Después intento abrir una puerta, con él en brazos, pero rebota, la puerta, en mi largo pié y se clava de canto en la frente de la criatura que me mira sin comprender, como preguntando "et tu, brutus?", hace un puchero de alto nivel histriónico, paramétricamente perfecto y rompe, consecuente y lógicamente, en llanto. Mea culpa de nuevo. Su primer golpe en la frente.
No sé si el tipo va a llegar a adulto o yo a viejo con algo de autoestima.

2) Existe, además, otro acto humano para el cual uno nace preparado aunque se lo ignora, al saber que se lo sabe.
Insisto en que a los varones nos deberían hacer jugar un poco a los padres, así como las nenas juegan a las madres. Es imperativo, creo, que uno venga con cierta preparación, aunque sea liviana, porque uno queda siempre medio descolocado y, aunque se aprende rápidamente, las mujeres siempre tienen la doble ventaja del jugador innato y del precavido, que sabe dos veces.
Ah, sí, el acto humano, chupar los mocos del hijo. Teníamos una bombita que no es para nada efectiva y terminamos probando lo que parece la bomba dilatadora de Austin Powers y que encima viene, casualmente, de Suecia! Esta saca mocos y hasta sesos, a decir por como le queda la cara al pibe cuando hago uso del adminículo. Cuando quedan los mocos en la puerta de las fosas nasales no queda otra que meter dedo y estirar el tallarín transparente. Y nunca hay un pañuelo a mano.
He aquí imagen de la bomba de succión. Dos cosas me genera el coso:

a) cómo hacen para que los niños en las fotos se rían y no se retuerzan como anquilas?
b) Menos mal que no había internet cuando yo era chico porque si mi viejo veía el diseño se hacía uno, el autodidacta, con un pistón de puerta de colectivo y un caño tubular de pelopincho y ahí si que te la voglio dire.

El censo.


1) Hace un par de años hubo un censo nacional en Irlanda. Me preparé, me levanté temprano, la hice limpiar todo a mi señora, barrer el piso de tierra, enjuagar las palanganas, vaciar la jarra de matecocido y preparar, en vez, café La Morenita recién llegado en encomienda. También cambiamos el hule por el de Navidad.
Y resulta que pasó el cartero y dejó un sobre con un formulario para llenar y devolver, también vía postal, con la franquicia paga. Y se acabó el censo. Ni café, ni preguntas, ni estampilla en la puerta. Un bodrio primermundista al mejor estilo danés o suizo-alemán, que es lo peor de Suiza. Terrible. Dolor de muelas me dió de la bronca que me comí.
Asi que agarré y puse cualquier cosa, que soy rubio y exitoso, que calzo 42 y tenemos tres pibes en edad escolar, abanderados, boyscouts y protestantes, que toco el clavicordio con camisa de voladitos a los Richare Clayderman.

2) Cuando era chico quería ser como Richard Clayderman, rubio platinado, pelo lacio, exitoso y romantico, etc. Así que me llevaba a la escuela un candelabro de alpaca de mi abuela y lo ponía sobre el pupitre para darle el efecto gótico a la cosa. No duré mucho con la jeta entera.
Pero la cuestión no son las pasiones del pasado si no las limitaciones del presente.
Resulta que en Argentina siempre fuí un morocho, y en Irlanda soy más morocho todavía. No pego una, estoy pensando seriamente en mudarme a la India donde podría ser considerado de una casta superior albina. No sé qué tiene que ver pero se me vino a la cabeza.

3) Se murió Kirchner y parece que a mucha gente le importó. Mucha más de la que parecía.
Me parece que los argentinos queremos mucho más a alguien cuando se muere. Somos como una gran masa de seres haciendo RCP a un muerto que nos mira con ojos lánguidos.
Más no voy a decir,pero el peronismo sigue creando padres, que nos pegaron o no, según la memoria del hijo.
Lean esto.

Los 10 hábitos de las personas exitosas.

1) No tengo idea de cuales son hasta que me llegue el libro, que no pienso comprar y si lo tuviera no pensaría leer. Es un intríngulis, porque estoy seguro de que las personas exitosas leen todos los libros que muestran en el living a las visitas, incluido "El arte de la Guerra de Zoom Zoom", que he leido, reconozco, pero al que no le he encontrado utilidad practica ni para ganar al TEG ni al momento de pedirle aumento a mi jefe.
Cortando por lo sano he tomado diez de mis habituales rutinas o hábitos, ninguno el de monje, y por propiedad intransitable he hecho lo opuesto, ya que partiendo desde un punto negativo de una supuesta recta infinita hacia el éxito, por contrariedad debería llevarme de los negavitos a los positivos.
El problema es que si uno parte desde un -20 en la escala del fracaso y hace exactamente lo opuesto, en la misma intensidad, lo único que logra es revertir solamente en 20 unidades, dejándonos así en un imparcial pero nulo cero (0), es decir, más nada de nada.
Lo que supone que para tener un éxito de +20 uno tiene que revertir completamente su -20 de fracaso y encima laburar el doble.
Osea, corolario, para salir de imbécil uno tiene que trabajar un 200%.
Por eso, sospecho, el truco sea saber hacer laburar a otros ese porcentaje que nos falta.

2) Otra manera es sentarse a esperar que pase el éxito, pero siempre cambia de recorrido.

3) Me compré, cambiando de tema, un casco para andar en bici. Son varios los motivos, me siento, como dije, desde que nació mi hijo, más mortal, y desde que me pegué ese cabezazo en la Fragata Libertad (busquen en el archivo) no estoy seguro de tener un cráneo tan fuerte. Por último acá los conductores son un peligro más que por lo imprudente por lo torpe y lo boludo y, además, que me queda de rechupete.
En fin, el tema es que salgo así a la calle: lucecita roja atrás, lucecita blanca adelante, chaleco verde con franjas reflectivas, casco. Y soy el tipo más normal, porque no ando con calzas ni lycra, ni los glúteos aglutinados.
Yo sé que esto sólo lo puedo vestir en Irlanda. En Argentina lo menos que me gritarían sería "puuuutoooooo" y "bichto de luz", etc, etc, etc.
Es así, no hay con que derribar esta barrera de la autocensura aprendida en la calle rosarina.
Otra cosa que me han dicho es que el casco es tan fashion que no me duraría puesto ni cinco minutos. Por qué, pregunto, por qué tenemos ese concepto del chorro argentino? Qué hace el chorro con cosas que no usaría como un casco de ciclista? Coleccionar trofeos como una especie de Predator del semitubo?
Y también, por qué esa idea de que no podés salir a la calle que ya te afanan todo? Es así realmente? Es por eso que el ciclista argentino sale a la calle en ojotas y musculosa y con el pelo al rape?
Eh?
Dejo abierta la consulta, porque no va a ser la ultima vez que me lo digan, que allá me lo afanarían.


Sushi y parientes complejos.


1) Nunca probé sushi. Tiene mucha pinta pero me parece que a mi, con mi paladar, me recuerda a una bandeja con masas finas, esas de las que entraban en mi casa una vez al año de la mano de un pariente pudiente que nos decía desde el borde de la puerta, acá tienen, y se iba antes de que se desatase la furia.
Osea, me entra por los ojos pero no tengo parámetro para medir su real dimensión táctil, olfa y gustativa. Estoy más que seguro de que voy a terminar escupiendo todo contra un vidrio.
Prefiero ver y decir, por el momento, nunca probé sushi y que la gente me tenga lástima y me haga una colecta y me manden a Japón, donde la gente come sushi todo el santo día y sueña con costeletas sin arroz manchado con sangre.

Además me da verguenza llamar y tener que decir, mandame una bandeja de 50 rollos surtidos y que me digan con qué, y les tenga que decir y no sé, surtidita.

2) Qué cosa los parientes pudientes, nosotros éramos tan pobres que nuestros parientes pudientes nos pedían plata para seguir con sus trenes de vidas que colisionaban periodicamente . Nos decían, pero vos no tenés clase, traé pacá, así se come. Esto es una vaguette francés con manteca sin sal de la Bretaña, justamente, francesa, y yo miraba y veía pan con manteca y me decían, el filtro de la vida te impide ver, margarita a los chanchos.
O comían pizza y decían qué crosta, papá, es de forno di legna toscana, y la vinagre ésta de Móderna, y pasame las confituras de frutos de la selva negra y traete unos caracoles del jardín y unos mondadientes pa escarbarlos, y patitas de rana de la zanja pescadas con ramas de paraiso, y andá a comprar jamón crudo pero andá descalzo, así es pata negra.
Y nos hacían ir a buscar trufas con el perro al campito, que sólo buscaba perras, y nos decían, el día que encuentren una trufa nos forramos, seguí buscando y se alegraban cuando abríamos una lata de caballa y tenía huevitos simil caviar.
Lo bueno es que cuando se iban no había que ni limpiar las migas, ni lavar los platos lamidos hasta el brillantazgo.

3) Esto de vivir en otro pais pero conectado constantemente mediante internet a la patria madre, es como estar metido en un intenso y doloroso ménage a trois con dos clases de dirigentes políticos dispares pero aunados en una sóla causa, romperte el traste.

Se acabaron los guapos de la anédcota y de por qué las minas juegan mal al fulbol.


1) Se acabaron, tengo que admitir, ya que la idea no es mia, pero la hago mia, los padres sabios, los que se las saben todas, los que te dicen el espesor de un carro blindado húngaro de la segunda guerra y cómo funciona el chicleur de baja y cómo atrapar un mono con un jarrón y una fruta y los que se saben la etimología de cientos de palabras entre ellas la palabra alcántara y la explicación de cada fenómeno físico y químico habido por haber y te dicen ojo que eso es glicerina pero si hacés tal cosa explotamos todos.
Y también el padre versero que tira cualquiera sobre la mesa con seguridad.
Porque ahora hay Google y Wikipedia y foros, y seremos sometidos a prueba con cada pregunta, instantáneamente relevados in situ ipso facto, corregidos con un papá no sabés nada, tiene un cero por bruto y bolasero, los aviones no vuelan porque hacen el aire más liviano alrededor por efecto de la pilofosforización del plasma en las aleaciones superficiales de aluminio y en los aviones a chorro se sigan usando sifones, si no básicamente por el perfil de ala que genera una diferencia de presiones, etc y mejor no te pregunto cómo se forman las nubes que no, no son vómito lactoso de dragones pichones que habitan detrás de las montañas ni vapor de la pava gigante del Gaucho Negro que tiene un fogón en Pampa y la Vía aunque tan errado no estabas.
Aunque los días de apagón y vacaciones en carpa a lo mejor, sin recepción wifi ni batería podamos decir, ojo no metas la mano ahí, guarda con la fauna local que incluye mamíferos ungulados y a lo mejor se pueda salir a mirar estrellas y decir esas son las Tres Marías, que son el cinturón de Orión que si no se le caen los pantalones.


2) Un triatlón de verdad, pero de verdad, con hombres de hierro, ha de ser uno en el que los hombres no usen calzas de materiales sedosos y adheridos al
cuerpo, no, si no vaquero y camisa Ombú todo el trayecto y en chancletas, y a nadar con la bicicleta al hombro.


3) Porque como ya dije, los hombres hacen deporte porque siguen siendo, en el fondo, espermatozoides que persiguen un objetivo mortal, y mejor que sea un esférico, cualquier esférico y es por eso que cuando hacen trizas una red de una patada se transmutan y poseen, una vez más, el óvulo, y llevan la pelota al centro de la cancha y la apoyan y es como que dicen "yo he transitado las trompas de folapio."

Y por eso las mujeres juegan mal al fútbol.

El futuro es Facebook. Hay que tener fé. Cómo conseguir chicas.

1) Me pongo una piña con la bicicleta y me despierto cinco años después con la habilidad de poder vislumbrar el futuro pero sólo a través de Facebook. Es decir que veo mis comentarios y de mis amigos de un Facebook futuro.
Así que si quieren saber los que les dispara el destino, manden 50€ al link de abajo.
Los único que les puede adelantar por el momento es que siguen habiendo bloopers con gatitos y uno de ustedes cambian de sexo.
Cambia de tener a no tener más.
Ah, y siguen los Kirchner. Hay que tocarse algo con estos?

2) Lo cierto es que a las religiones les faltan mártires. Sin mártires es como que no hay marketing, vió. Entonces las autoridades de varios credos mandan voluntarios a los circos modernos, peatones que cruzan chicanas en la Fórmula 1, jueces de línea alucinados en los partidos de fútbol que son luegos arrojados a la masa rugiente, gente que antepone su dentadura a la parábola de una bocha en un partido de jubilados, etc.
También mandan mártires a las obras en construcción,porque hay arena, pero se conchaban y se hacen buenos cristianos.

3) Final alternativo: dicen los mineros chilenos que no salen nada. Que leyeron a Platón.
Y otros dicen que hay sirenas de la roca con piel de oro de los tontos y ojos de mercurio que besan y tienen ese sabor a chispa de batería, por el cobre, y hacen el amor en una cuba electrolítica y es, sencillamente, inolvidable.
Y cortan el cable.

3) Ser padre hoy. Actualización: ya he tocado moco, mierda, orín, vómito y todo con una sonrisa de orjea a oreja, excepto cuando no sé si estoy despierto o soñando.

Mario Vargas Llosa y el Premio Nobel (post terminado en final)

Pero qué voy a opinar yo? Na más quería decir que nunca leí nada de este señor porque a los tres párrafos me iba a leer otra cosa. Lo siento mucho. A lo mejor soy yo, pero me aburro con MVL. Si yo trabajara en el panel de jurados de los Premio Nobel se lo daría a Sandokan o mejor a Fontanarrosa.
Y después en la secundaria los pocos extractos que nos daban para analizar eran más para hacer chistes sobre su nombre que para comprender el texto. Ah, la adolescencia y su corrupción soez de voces...
Festejemos que ganó un escritor sud-latinoamericano. Bah, festejar, festejar, no. Celebremos contenidamente. Y además de que lo conocemos por lo menos de nombre, porque hay que reconocer que a veces gana cada uno que no sabe qué escribió, qué hizo, si los tipos se equivocaron como con el Oscar de Marisa Tomei. El último Premio Nobel de Literatura fué para Herta Muller, cuyo nombre lleva diéresis sobre la u, cosa imposible de escribir con dos tercios de los teclados existentes en el planeta. O Francoise Mauriac, a quien conozco por no haber leido su libro "Nido de vívoras" que siempre deambuló por mi casa como una peluca zombi desechada por Calculín.
Además casi todos los premios Nobel van a parar a personas ya medio avanzadas de edad, es decir que han pasado hace rato el punto más encumbrado de su carrera. Les debería llegar a escritores de unos treinta años que no tienen un mango y necesitan ya ese incentivo. Qué otras cosas hubiera escrito la autora de Harry Potter si no hubiera estado desesperada y sin un peso?
Como colofón les recuerdo que Alfred Novel inventó la dinamita. No se olviden de este detalle cuando enciendan el cartucho de final.

Clovis.


1) Me siento cada día más mortal. Entonces me despierto y me pregunto cómo viviré este día, como si fuera el último o cómo si no fuera a morirme jamás y siempre termino en ese escritorio de morondanga.

2) La ensaimada es el fruto típido de las islas Baleares y crece en panaderías del ramo que pululan por el centro de la ciudad de Palma de Mallorca. Las hay en tres medidas, rueda de Siambretta, rueda de Garelli y rueda de Citronave. Es decir que la más chica, la de la foto del post anterior, es enorme.
Los mallorquinos son, pese a descender de los romanos, unos bárbaros, porque no conocen el relleno de dulce de leche que sí se consigue en las ex-colonias de la cuenca del Río de la Plata. Igual la masa está de rechupete.

3) La industria turística española funciona así. Agarran un pedazo de costa y lo pueblan con camioneros ingleses pelados con tatuajes que comen bife y miran fútbol todo el día como si fueran argentinos, pero sin mate, y chupan que da calambre. Es como si movieran su brumoso pais al medio del sol. Y así dejan sus divisas y los españoles entonces prosperan.
No hay temor a que los anglosaxons se dispersen y se afanen lo que no es suyo porque el calor les seca el seso.

4) En una farmacia la dependienta exclama en castellano, total las blancas clientas inglesas que le han pedido algo para las quemaduras de piel no le entienden ni jota ni piensan esforzarse en aprender el idioma, "vaya par de churrascos están hechas las dos!".


5) Perdido en medio de Palma sin poder encontrar el rumbo, entro a un pequeño bar-comedor argentino y pido ayuda. Digo que estoy más perdido que sordo en tiroteo y me atiende un señor con cara de Tito y me canta la justa sin dubitar. Saludo a los compatriotas y me marcho. Son de Mar del Plata y a lo mejor les mando una postal.
Más tarde una moza argentina me dará agua caliente para calentarle la mamadera al niño, que me fuera negada dos veces por otros sendos comerciantes del ramo y, al salir de la ciudad, otra vez perdido, la Avenida de la Argentina me lleva, como un río, a la desembocadura precisa y de ahí la circunvalación y a la autopista.

6) En la novela de Julio Verne intitulada "Clovis Dardentor", el héroe, Clovis, visita de pasada la ciudad de Palma en la isla de Mallorca y vive una extraordinaria aventura. La que acabo de comprobar totalmente irreal e inventada por don Julio que más que seguro nunca puso un pié en la isla y se mandó cualquiera al mejor estilo Hollywood. Es imposible llegar en carreta con caballos desbocados desde el castillo de Bellver hasta el altar de la catedral llevándose todos los bancos puestos porque senciallmente la puerta está detras de otro castillo.
Julio Verne hablaba del faso.
Ah no, qué boludo, era en la iglesia de Santa Eulalia! Ahora voy a tener que volver para constatar los hechos.

Ensaimada mallorquina.


Ampliaremos.

Dale que tus viejos no están.


La paternidad adolescente está infravalorada.
Dígale adiós a los dolores de espalda, lumbalgia, hernia de disco, la falta de energía, efectos de la privación del sueño y todas esas limitaciones físicas que sufren los mayores de 30.
Porque yo, la verdad, tengo la espalda hecha un nudo y eso que no tengo glándulas mamarias que si no estaría postrado como Quasimodo en un rincón del living, lánguidamente mirando el programa de Mirta con una sonrisa lateral refleja y babeante.

Pero para la nueva "madura paternidad" lo que queda son unos miserables decadentes, dolorosos y mugrosos lustros de morondanga esperando el tiro del final.

Es así, la humanidad se multiplicó más cuando esos cazadores recolectores que empezaban su aventura agropecuaria morían de una simple gripe o de una corneada de rinoceronte a los 16 e igual dejaban cinco o seis pibes listos para tomar su lanza y seguir la tradición.

Además, si tenés un pibe a los 16, ya a tus 34 el tipo se emancipa y listo, a esa edad se puede empezar de nuevo cualquier cosa, todavía te quedan como 30 años más de actividad militante, potenciales. Es más, se puede empezar la facultad juntos.
Y no suena tan mal ser abuelo.

He dixit.

Esto no será apología del delito, no?

Junto a los ríos de Babilonia pusimos un supermercado.

1)
Hija de Babilonia la desolada,
Bienaventurado el que te diere el pago
De lo que tú nos hiciste.
Dichoso el que tomare y estrellare tus niños
Contra la peña.


Así de sanamente se pide venganza por la esclavitud impuesta a los hijos de Israel. Más les hubiera valido pedir que a los niños de Babilonia se les pusiera la vacuna BCG como le pasó hoy a mi hijo. La enfermerá entró mal con la aguja y salió por el otro lado rompiendo la piel, teniendo que repetir el proceso mientras yo lo aferraba con todas mis brutas fuerzas. Pero al final el nieto de Gengis Khan se libró del abrazo titánico de tres enfermeras y el padre (esto es cierto), rompió una mamadera de vidrio sobre el borde de un escritorio y, blandiéndola como un arma nos amenazó y tomó como rehén a una enfermera y se dió a la fuga en un cochecito robado que se encontró incendiado horas más tarde en un descampado. Ya se comunicó conmigo y le arreglé un pasaporte húngaro, unico idioma en el que el balbuceo más o menos pasa desapercibido y se las toma en un barco pesquero de bandera coreana rumbo al sur, a la patria libre del Saladillo.
Ese es mi hijo.

2) Cuando nació, mi hijo, nos dijeron que o tenía unos moretones en el culito o eran manchas mongolas, que suelen aparecer en personas de origen asiático. Nos quedamos perplejos porque si era una marca genética yo ignoraba haberla tenido. La mancha mongola es una mancha de coloración violeta que aparece sobre las nalgas o en lugares de la espalda y desaparece durante la infancia o al comenzar la adolescencia y se encuentra principalmente, como dije, en gente de origen asiático, árabes, algunos españoles, europeos del este (con pasado en las hordas hunas y mongolas) y nativos americanos, como es mi caso, ya que probablemente tenga bastantes genes guaraníes.
Así que probada queda la teoría del poblamiento de América por el estrecho de Bering y por embarcaciones a través del litoral pacífico.
El día que llegue a Ulan Bator voy a reclamar el pasaporte para el nene, no vaya a ser que un día sean potencia y nos tengamos que ir todos.
Al final yo sí tuve las manchas pero a mi padre se le olvidó contarme, total.





La aventura del punto.


1) Desde que apareció en escena el cazador de cocodrilos Steve Irwin (R.I.P) todos los documentalistas están como sacados. Antes era la voz tranquila y relajante de un locutor de la BBC o de Mario Grasso (R.I.P) la que te internaba elocuente y profundamente con un susurro adormecedor de amplificador valvular en la selva mamasónica infestada de hormigas violadoras y otras espantosas sanguijuelas parásitas que vienen a demostrar que si dios existe es un desgraciao criminal para el diseño. En fin, eso, que ahora los tipos se tiran en bermudas y sin soquetes sobre un nido de serpientes mientras babean extasiados y se friegan con el pobre camarógrafo de turno, se montan sobre tiburones harto de tanto toqueteo, interrumpen al león en su cópula y le dicen así no, pará que te muestro, se meten en el nido del oso abrazador de Connecticut y le tocan las partecitas con un palo mientras el otro hiberna el sueño de los grandes plantígrados y si llegase a despertarse y cercenarle la cabeza al susodicho la verdad que uno sabe que se lo tenía merecido y ni flores a la viuda que a lo mejor hasta suspira aliviada.

2) Se registró, en Argentina, al primer niño con dos madres del mismo sexo femenino. Esto es terrible, es una pena, es tremendo para la salud física y psicológica del niño que debe ahora bañarse dos veces, peinarse a la lambeteada con dos rayas a los costados, que será, de ahora en más, abrigado el doble y por dos con dos saquitos encimados y catrafacta o bufanda axfisiante.
Uno no puedo más que sentir pena por ese primer mártir del género humano que se despertará al baño maría con dos o más frazadas y amordazado y deberá tomar dos vasos de leche chocolatada con doble ración de masitas vocación convocado in stereo al grito de "a tomar la leche!" y será limpiado en su rostro con doble pulgar remojado en saliva. Lo peor será cuando deba presentarles a la novia.

3) Y otras cosas que a ustedes se les ocurra.

Sigue la seca.

Como no se me ocurre nada interesante, cuento.

1) La gata que viene siempre a comer desapareció dos días. Al tercero le ví las orejas asomando desde adentro de una pila de pasto que hube yo cortado y que ella hubiese utilizado como nido para parir sus cuatro crias. Ahora tengo cinco gatos en el patio. Son como los gremlins estos tipos.




2) La vecina tiene dos manzanos a punto de reventar y no convida:




3) Como a Podeti, me pasó que el tipo que lleva los víveros a la oficina al cual generalmente le abro la puerta porque soy el que llega primero, un día me trata para la miércoles y otro día como si fueramos viejos amigos.
Y ahora caigo que son hermanos gemelos dueños del mercadito de la zona.

4) Para los que no ven Flickr ni Facebook, les presento a mi heredero en sociedad:




Eso es todo por hoy, ando vago.
Saludos cordiales.

Tortas fritas.


1) Me llamó Trentuno para que le haga unas "props" para el set de Titanic II con Franchella como el capitán y Ricardo Darín como el héroe y Tormenta como la heroína. Necesitaba darle un toque autóctono a la escenografía, además de servir para la escena final en la que Darín remacha el casco lacerado de la nave con un kilo de torta frita.
Se ven mejor de lo que saben.


1-2) Cuando era chico me gustaba Tormenta, me volvía loco. Soñaba que la enamoraba y después no sabía qué hacer, como todos los chicos. Además cantaba "Santa María" y yo pensaba que le cantaba al Cucurucho Santamaría que también era mi ídolo.
Después, por suerte, crecí.

2) Un hombre heterosexual nunca debe decir estas palabras: vestidito, estampadito y bretel. Suenan mal.
A no ser que esté por hacer algo que incluya la remoción inmediata de los antedichos sustantivos amalgamados.

3) Si es cierto que los paises más organizados y desarrollados lo son porque son culturas antiguas que han tenido tiempo de evolucionar sociedades complejas entonces nos faltan como unos 4800 años todavía.
Póngansen comodos, señores, a lo mejor se vienen un par de guerras civiles.


4) O deberíamos copiar la insularidad de Inglaterra, Japón y Corrientes, separarnos del resto por una masa de agua y fluctuar entre nuestra atracción hacia lo continental y nuestra autosuficiencia, motor de nuestro orgullo?

El paladar obrero: Hoy, budín de pan a la francoise.


Supe tener un blog "de cocina". Mejor pongo aca las porquerías que me van saliendo o, como diría un tipo que conozco, achiquemos nuestra footprint, centralicemos y concentremos nuestros esfuerzos y nuestra sinergía, son 1500€ por la auditoría.

Todos los obreros deberían ir a Francia, cuna olvidada de la revolución obrera y campesina, Aguante Robespierre, Lenín no existís.

Resulta que en habiendo coincidido la llegada de visitas de más allá de la cortina de fierro y en habiéndome sobrado una varilla de pan de las aquí llamadas baguette de más o menos 60 cm de largo que quedóse dura como calzoncillo de náufrago, decidíme, por fine, a intentar esta receta. Lo más dificil es el asunto de preparar el caramelo si uno no lo ha hecho ya antes. Pero el truco está en poner por lo menos 150 gramos de azúcar la cual, a las llamas, comienza a licuarse volviéndose más líquida de lo que aparenta su arenosa y desértica apariciencia. Lo mejor es preparar el caramelo en el molde mismo, pero no teniendo budinera a mano por necesitarla para conectarme al satélite desde donde dirijo mi imperio informático, conforméme con volcar el dorado subproducto sobre un molde rectangular de vidrio tipo Pyrex. El truco está en hacerlo antes de que se solidifique la melaza que, aunque no sea su nombre correcto, a ella le gusta que le digan así.

Mientras tanto, en un bowl, o bol, se ha ya remojado el pan cortado en cubos pequeños con um litro de leche y como 250 gramos de azúcar, la cual puede ser menos también, pero yo soy un bestia. Se puede agregar esencia de vainilla, si ella quiere. Luego de dejar que el pan se hinche de leche, en mi opinión, en lugar de pisar todo con un tenedor conviene directamente aplicar la tecnología y darle sin asco con una batidora hasta alcanzar una masa asquerosa al tacto.
Luego de se agregan dos huevos batidos más tres yemas, es decir 5 yemas y dos claras, la amiga de Heidi. Una vez conseguida una mezcla uniforme se agregan dos claritas batidas a punto nieve de los alpes o Eier Von Edelweiss y se mezcla suavemente en un movimiento envolvente de ritmo hipnótico, casi sensual, remedando la simbología representativa y significativa del infinito, es decir un ocho acostado y sugestivo o un corpiño agreste y calado.
Se vuelca la mezcla sobre el molde acaramelado y se pone en el horno a baño María por más o menos 45 minutos a unos 200 grados, pero depende del horno. Basicamente lo que hay que hacer es poner el molde dentro de otro molde con un poco de agua y controlar que no se evapore el contenido del molde externo. El budín debe alcancar un estado de solidaridad o dureza, que no se hunda al tacto.

El desmolde: acá te dejo solo, cada molde es un mundo. En mi caso tuve que dejar enfriar el budín 12 horas y desmoldarlo sobre una superficie de plástico. En una budinera simplemente desmoldar sobre un plato.
Para resultados óptmimos conviene dejar el budín enfriándose en la unidad refrigerante más cercana un mínimo de 12 horas. De esta manera el caramelo se filtra hacia la masa, como el mar en la arena cada vez que se retrocede la ola.

Próxima entrega, gentileza de la madre Rusia, blini, o panqueques de oro.

Desayuno de campeones.


Esta mañana le corrí una carrera en bicicleta a un tipo todo vestido de ciclista con bicicleta de carrera y casco pero que no sabía que yo le estaba corriendo una carrera. La carrera fué cuesta arriba y le pasé el trapo dos veces. Ahora no me puedo ni mover, escupo ácido láctico por la comisura de la boca y tengo la saliva densa como mantel de ule.
Teníamos el sol de espaldas bajo en el horizonte y asi podía ver su sombra acechante pisando los talones de mi propia sombra.
Creo que cuando uno le corre una carrera no declarada a otro, el otro sabe que le están corriendo la carrera y hace todo lo posible para no delatar su entendimiento y al mismo tiempo presentar batalla. Es una cuestión de orgullo y de estoicimo impecable, mordiéndose el labio de abajo y sin chistar.Las reglas del juego indican que las partes no deben admitir que están enfrascadas en una competencia so pena de pasar verguenza y tener incluso que sonreir al contrincante para bajarle así el tono a la disputa. Hasta el próximo contrincante.
Se pelea tal vez por un territorio invisible que uno no puede orinar y marcar con feromonas si no con el recuerdo de la crónica posterior.
Pero el derrotado se consuela falazmente con deleznables argumentos impropios de un caballero como decir la carrera era hasta el semáforo y no hasta la esquina del supermercado o ayer no sabés el día que tuve y además seguro no me estaban corriendo una carrera o se me trabó un cambio que si no.
Y después llega al laburo huraño y esquivo mientras yo tengo un día fascinante por delante.

Nada por aquí.

1) La mejor manera de no torturar a los que no son padres con nuestras súper aventuras es la de disimular con un velo de fastidio y aparente crítica a las actividades de nuestro infante, mientras por dentro nos babeamos extasiados. El incauto interlocutor nos escuchará atento y nos continuará incluyendo en su lista de amigos. Es un compromiso que ambas partes sabrán apreciar.
Ejemplos:

- No sabés el chanta este, extroyectó un proyectil líquido diarreico que impactó en mi ropa limpia recién puesta. Lo que me va a costar en ropa el cornudo este.
- Lo que me va a salir el tipo este en electricidad, lo voy a poner a pedalear el lavarropas.
- Si, vomita como un poseso, le pondría un tapón de pelopincho en la boca. Sí, esa boquita, ajó, ajó, ajó, de qué te reís, gremlin pelado.
- Ayer se rió un rato el cínico, pero me recordó que como no tiene dientes no morfa tanto, porque cuando empiece, ja, no sabés lo que me va a salir en pizza. Otra cosa no le pienso dar.
- No sé cómo sobrevivimos como especie. Este ya me hubiera traicionado con su llanto ante una manada de hienas.
- Todo esto que ves acá, sí, la civilización, no fué construido para levantar minas si no para atenuar los efectos del hecho consumado del levantamiento, es decir mitigar el impacto de la llegada al mundo de un nuevo ser que de otra manera no sobreviviría en una cueva sin agua corriente ni sillitas vibratorias, ni mamaderas esterilizadas, ni pañales descartables. Osea.
Etc.

2) Mi hijo es como mi hermano gemelo pero 37 años más joven y nacido de otra madre. Esto es como Starman pero sin efectos especiales.

3) O mi hijo es como un nuevo yo. Decir "ah, si pudiera nacer 37 años después en Irlanda". Es tener otra chance. Es poder vivir otra vida.
El tema es que pese a haber ya metido la pata tantas veces el tipo volvera a meter la pata de maneras inesperadas.

Más historias rescatadas: Stereoliteratura.


Un señor agarra y lee un libro en una lengua que no es la suya, es decir su idioma primario o materno, si no uno aprendido mucho más tarde y que, comparado con el suyo es como una imitación de juguete de madera con ruedas negras y doradas que de tanto escucharlo nos deja esa impresión a cuadro de payaso llorando en un living de palacete venido a consultorio médico con alfombras carmín y empapelado con firuletes dorados y un pequeño cuarto casi confesionario por cuya puerta no cabe nadie ni cuyo picaporte delicado está tampoco confeccionado para ser manipulado incrustrado bajo la escalera empinada, en ese espacio cuyo nombre sólo conocen los arquitectos, que nunca nadie usa mientras esté así la casa alquilada. Es decir que lo lee en italiano.
Y ve con los ojos de la mente todas las escenas que ocurren en un palacio donde un hombre prisionero pero con libertad de movimiento intentan aplazar la fecha de su ejecución y lo consigue periodicamente hasta que muere atragantado con una aceituna rellena de almendra de una pizza de lujo que trajera un mercader veneciano. Al morir lentamente el prisionero debe escuchar al señor del palacio enumerar los otros tantos diversos métodos fallidos que intentara para asesinarlo sin derramar su sangre, teniendo que decantarse finalmente por el de la alergía al fruto del olivo luego de haber ensayado incluso hasta mezclarle el vino de Siria con extracto de sandía americana, árbol apenas descubierto y transplantado a los dominios del monarca.
Entonces el señor, impresionado, decide leer el libro en su lengua materna que tambien hablara su padre, y con estupor comprueba que contempla visualmente las secuencias del relato con los mismos detalles pero de manera simétricamente opuesta a la que imaginara inicialmente, excepto por el protagonista de lunar inalterado.
Es entonces cuando el prisionero del relato, siguiendo un guión encadenante, fijado de antemano, gira precisamente a la izquierda y da a parar a un espacio inesperado del palacio, digamos un rosedal, con lo cual burla astutamente a los guardias quienes se acaban de tropezar uno con otro al tener que evitar la presencia de un muro inesperado.
Escapa entonces a la carrera desgarrando sus ropas delicadas y saltando un parapeto aterriza entre una multitud que se retira de un bazar por ser la hora de cierra y se confunde y se pierde por las calles de una ciudad que ya no conoce, a la que nunca entró por ninguna puerta, en un mundo donde de todos modos perecera de hambre, porque las moléculas invertidas de los alimentos no pueden ser asimilados por sus jugos gástricos incapaces de descomponer este giro inesperado de los aminoacidos.

Rescatando aventuras.

Resulta que tengo que cambiarle el codo a la pileta del lavadero y cuando me yergo a levantarme los pantalones para que no se me vea la raya me pongo un palo en la cabeza y quedo K.O.
Me despierto y estoy vestido como un hobbit, los pies ya los tenía peludos y con callos de antes, la panza también ya estaba. Me dirijo a una casa que se ve en la distancia y me paran dos elfos y me piden los documentos que no puedo producir ipso facto con lo cual me aprenden y me encierran en un calabozo, me dan de comer lembas viejas e hidromiel sin alcohol y me cantan tooooda la noche.
A la mañana, cuando llega el Sherriffe, me toman declaración, se me acusa de vagancia y resistencia al arresto, me consideran peligroso e indeseable y me deportan a la Comarca donde me reciben dos oficiales campestres con plumas en los sombreros y me dicen, me dicen, no sos un poco oscurito vos para ser hobbit? No vendrás del Hobbiguay vos, no? Tenés residencia? A ver decí "yo llamé ayer"? Al final me aceptan como refugiado y me asignan una vivienda digna con jardín, me dan un laburo de jardinero comunitario y me tengo que reportar todas las semanas a un oficial de paz.
En fin, me hago a la vida hobbit comiendo pastelillos y tartaletas con cerveza negra todos los días hasta que entro a trabajar en una fábrica de barriles y los patrones nos echan a todos porque mudan la fábrica a Mordor donde la mano de obra es más barata, entonces me hago lider sindical y armamos un piquete y se unen hasta los enanos y al final viene Gandalf y dice que cesemos con nuestras protestas, que es por nuestro bien, etc, pero salta Frodo y le dice "calláte, carnero, vos tenés acciones en la empresa" y se arma, todos al grito de Frodo conducción! salimos a las calles de Hobbiton y le prendemos fuego a todo y en eso cae el rey con la tropa y nos reprimen con hechizos lacrimógenos y nos suben a los carros celulares y nos llevan a las Minas de Moria, que no es un programa de TV, y nos hacen laburar como orcos de sol a sol aunque no lo veamos pero sepamos que siempre está.
Al final nos liberan y nos llevan a Minas Tirith donde el rey nos otorga un perdón y nos da un salvoconducto, pero yo le dijo que no necesito ir al dentista y que se lo meta por donde le quepa y me arrojan tras la frontera con Mordor por desacato, desagradecido y me quitan la libreta de conchabo. Ahí me hago uno más de las tropas orcas, los entretengo con la guitarra y les doy consejos en rima porque si no no te entienden los brutos estos y la verdad que no me va tan mal la cosa y hasta me toman en la fábrica de barriles de la zona y por mis aptitudes me hago capataz de producción y con lo que tengo ahorrado me abro mi propio taller, me ofrecen abrir una Unidad Básica Sauronista y me hago puntero, tomo vino y como asado todos lo sdías y me muero a los cincuenta años de un paro cardíaco, panzón pero contento.

Al cuete.


1) Si uno se aburre agarra un microscopio y se va internando en los paisajes de los pliegues de la texturas, osea las colinas de un piolín sintético que sujeta dos océanos de cuero del tapizado del auto, porque afuera hay una neblina que no se vé un palmo desde la punta de la nariz o están quemando pasto y me aburro papá no va porque te fajan y así uno aprende la introspección retroyectada microscópica y las ideas de ser tan pero tan pequeño que no nos ven y nos perdemos en la tundra de la alfombra y comemos migas de masitas pescadito y tomamos humedad del aire que se desprende como un papel de esos que envuelve zapatos y nunca más nos encuentran y nos hacemos taparrabos y andamos en lianas de cabellos y cazamos ácaros con trampas acechantes y nos hacemos armaduras con el exoesqueleto resultante y porque un primo se trajo una piedra con mica de Córdoba juntamos los pedazos y nos hacemos una fortaleza refulgente con cimientos de granos de arena en el siglo que dura el viaje.

2) Hay que llenar todo los tiempos y los espacios muertos de vida, las cosas simples que definen la vida, la vida que existe nada más al abrir los ojos, las cosas vivas que se justifican porque son vistas, las cosas sencillas pero necesarias que aparecen concatenadas, o encadenadas, porque no les queda otra, entre dos eventos mayúsculos. O que está vivo el tiempo invertido en pensar algo.
Así cuando prendo la luz soy consciente de cada fracción de grado de arco que mi brazo traza en el aire y de cada partícula de aire que aparto. Hasta que prendo la luz y cuento los fotones y me parece escuchar el chisporroteo de los electrones que pasan pero nunca se acaban y dejan lagunas en el cobre del cable y por mas que uno los piense no entiende adonde van o si vuelven al dínamo pensando hoy me fuí y volví y fuí y volví hasta la lamparita de un baño.