Nada por aquí.

1) La mejor manera de no torturar a los que no son padres con nuestras súper aventuras es la de disimular con un velo de fastidio y aparente crítica a las actividades de nuestro infante, mientras por dentro nos babeamos extasiados. El incauto interlocutor nos escuchará atento y nos continuará incluyendo en su lista de amigos. Es un compromiso que ambas partes sabrán apreciar.
Ejemplos:

- No sabés el chanta este, extroyectó un proyectil líquido diarreico que impactó en mi ropa limpia recién puesta. Lo que me va a costar en ropa el cornudo este.
- Lo que me va a salir el tipo este en electricidad, lo voy a poner a pedalear el lavarropas.
- Si, vomita como un poseso, le pondría un tapón de pelopincho en la boca. Sí, esa boquita, ajó, ajó, ajó, de qué te reís, gremlin pelado.
- Ayer se rió un rato el cínico, pero me recordó que como no tiene dientes no morfa tanto, porque cuando empiece, ja, no sabés lo que me va a salir en pizza. Otra cosa no le pienso dar.
- No sé cómo sobrevivimos como especie. Este ya me hubiera traicionado con su llanto ante una manada de hienas.
- Todo esto que ves acá, sí, la civilización, no fué construido para levantar minas si no para atenuar los efectos del hecho consumado del levantamiento, es decir mitigar el impacto de la llegada al mundo de un nuevo ser que de otra manera no sobreviviría en una cueva sin agua corriente ni sillitas vibratorias, ni mamaderas esterilizadas, ni pañales descartables. Osea.
Etc.

2) Mi hijo es como mi hermano gemelo pero 37 años más joven y nacido de otra madre. Esto es como Starman pero sin efectos especiales.

3) O mi hijo es como un nuevo yo. Decir "ah, si pudiera nacer 37 años después en Irlanda". Es tener otra chance. Es poder vivir otra vida.
El tema es que pese a haber ya metido la pata tantas veces el tipo volvera a meter la pata de maneras inesperadas.

19 comentarios:

gaby, desde bélgica dijo...

Pregunta Yurguensensen si cuando le cambias los pañales con cacona a Leandro no te da el gag reflex como a Ricky Gervais en Ghost Town, o asi:
http://www.youtube.com/watch?v=0jogEn8fQ2s&feature=player_embedded#!
porque a él todavia le da!

Luciano dijo...

Gaby: tiene 2 meses, todavía no arrancó con los sólidos así que el olor no es gran cosa.
Vamos a ver, me voy preparando mentalmente para lo que vendra.
Muy bueno el video.

El Gaucho Santillán dijo...

Eso de que te entregaban con las hienas, no lo habìa pensado.

Te dejo una màxima de mi vieja:

"Nene chico, problema chico. Nene grande, problema grande."

Un as, para dar ànimos, la vieja!!

Luciano dijo...

Gaucho: claro, es cierto, cuando sonmas grandes ya pueden empuñar armas cortantes y de fuego.

Spin Doctor dijo...

Sobre todo no te dejes enternecer por el gremlin pelado que dentro de poco va a estar pidiendote la llave del auto.

Kill Bill dijo...

qué tierno!!!sabés q? me hiciste acordar un mail q escribi hace un tiempo q se llama "infiernos de infancia", evoncando todas las torturas de mi madre desconsiderada, lo subiré en breve como advertencia de lo q no debés hacerle a tu hijo nunca, NUNCA!

Luciano dijo...

Spin: ya me empezó a patear cuando lo cambio, va en camino.

KillBill: escrache sin miedo!

Laura dijo...

Che, te sale bien el discurso aparentemente hastiado! Me gustó lo del gemelo en el tiempo...

Luciano dijo...

Laura: ja, si. Es bueno ser crítico y baboso al mismo tiempo.

amelche dijo...

Recuerdo una conversación similar un sábado de agosto en Galway. :-)

El Gaucho Santillán dijo...

A mi me encantan los bebès.

Siempre que sean ajenos.

en serio.

son lindos.

Luciano dijo...

Amelche: de ahí vino la idea :) Gracias!

Gaucho: yo decía lo mismo, ahora me gustan mas.
Que flojito que resulté.

perica dijo...

jajaja que esfuerzo no pecar de embobado, enamorado, apabullado y entregado a tu retoño.
estos pendejitos nos sacan del eje que supimos conseguir...
bue, algunos mas otros menos!

me encanta tu faceta literata padre de familia

Menta Ligera dijo...

Estas "mejorando la especie", me gusta eso de que tu hijo es como tener otra chance. Ay cuando aprenda a escribir..!!! Motonetito va a tener un blog propio ¿no?

amelche dijo...

¿Ves por qué tengo que volver a Irlanda? Para inspirarte posts. :-)

Anónimo dijo...

Hi, rebzya, this my first post cvxcbxvcbed lffzv
[url=http://transworld.net/author/codeine/]codeine online[/url]
http://transworld.net/author/codeine/

El Gaucho Santillán dijo...

Este de arriba es S.Pam, una señorita rusa de grandes pechos, que te pide plata.

Ojo!

Ana Celia dijo...

PADRE, PAPÁ, PAPI
¡Cómo era de bueno ser padre!
Por Daniel Samper Pizano


Hasta hace cosa de un siglo, los hijos acataban el cuarto mandamiento como si no fuera dictamen de Dios sino reglamento de la Federación de Fútbol

Imperaban normas estrictas de educación: nadie se sentaba a la mesa antes que el padre; nadie hablaba sin permiso del padre; nadie se levantaba si el padre no se había levantado; nadie repetía almuerzo, porque el padre solía dar buena cuenta de la comida: por algo era el padre...


La madre ha constituido siempre el eje sentimental de la casa, pero el padre era la autoridad suprema. Cuando el padre miraba fijamente a la hija, esta abandonaba al novio, volvía a vestir falda larga y se metía de monja. A una orden suya, los hijos varones cortaban leña, alzaban bultos o se hacían matar en la guerra

- Padre: ¿quiere usted que cargue las piedras en el carro y le dé de beber al buey?
¡Qué berraquera era el padre!
Todo empezó a cambiar hace unas siete décadas, cuando el padre dejó de ser el padre y se convirtió en el papá. El mero sustantivo era una derrota. Padre es palabra sólida, rocosa; papá es apelativo para oso de felpa o perro faldero. Demasiada confiancita. Además -segunda derrota- "papá" es una invitación al infame tuteo. Con el uso de "papá" el hijo se sintió autorizado para protestar, cosa que nunca había ocurrido cuando el padre era el padre:
- ¡Pero, papá, me parece el colmo que no me prestes el auto...!

A diferencia del padre, el papá era tolerante. Permitía al hijo que fumara en su presencia, en vez de arrancarle de una bofetada el cigarrillo y media jeta, como hacía el padre en circunstancias parecidas. Los hijos empezaron a llevar amigos a casa y a organizar bailoteos y bebetas, mientras papá y mamá se desvelaban y comentaban:
- Bueno, tranquiliza saber que están tomándose unos traguitos en casa y no en quién-sabe-dónde

El papá marcó un acercamiento generacional muy importante, algo que el padre desaconsejaba por completo. Los hijos empezaron a comer en la sala mirando el televisor, mientras papá y mamá lo hacían solos en la mesa. Y a coger el teléfono sin permiso, y a sustraer billetes de la cartera de papá, y a usar sus mejores camisas. La hija, a salir con pretendientes sin chaperón y a exigirle al papá que no hiciera mala cara al insoportable novio y en vez de "señor González", como habría hecho el padre, lo llamara "Tato"

Papá seguía siendo la autoridad de la casa, pero bastante maltrecha. Nada comparable a la figura procera del padre. Era, en fin, un tipo querido, de lavar y planchar, a quien acudir en busca de consejo o plata prestada

¡¡ Y entonces vino papi !!!!


Papi es invento reciente, de los últimos 20 o 30 años. Descendiente menguado y raquítico de padre y de papá, ya ni siquiera se le consulta o se le solicita, sino que se le notifica
- Papi, me llevo el auto , dame para gasolina...
A papi lo sacan de todo. Le ordenan que se vaya a cine con mami cuando los niños tienen fiesta y que entren en silencio por la puerta de atrás. Tiene prohibido preguntar a la nena quién es ese tipo despeinado que desayuna descalzo en la cocina. A papi le quitan todo: la tarjeta de crédito, la ropa, el turno para ducharse, la rasuradora eléctrica, el computador, las llaves...
Lo tutean, pero siempre en plan de regaño:
- Tú sí eres la embarrada, ¿no papi?
- ¡Papi, no me vuelvas a llamar "chiquita" delante de Jonathan

Aquel respeto que inspiraba padre, con papá se transformó en confiancita y se ha vuelto franco abuso con papi:
- Oye, papi, me estás dejando acabar el whisky, bobote....


No sé qué seguirá de papi hacia abajo. Supongo que la esclavitud o el destierro. Yo estoy aterrado porque, después de haber sido nieto de padre, hijo de papá y papi de hijos, mis nietas han empezado a llamarme "PA".....

Luciano dijo...

Perica: yo? no!
Ja.

Menta: un rubio menos es mejorar la raza? :P

Amelche: si, seguí viniendo!

Gaucho: si, saque lo de la palabra clave y se meten esos chantas.

Ana Celia: muy interesante! gracias por ponerlo.
Igual no quiero que mi hijo me tema sino que me respete. Hasta papi "mirá como te fajo" arreglo! :)