Pertenecer

Uno de los rasgos que se adquieren en la adultez es la arruga del tomar partido, o de la pertenencia. Cuando se es chico uno se puede permitir el lujo de la tibiez, quedarse quieto en el fondo y no levantar la mano, evitar las reuniones del centro de estudiantes, decir que se quiere a los padres por igual, etc. Pero cuando se es adulto la vida ya no vale nada, somos solamente un conglomerado de elementos químicos con opinión y por ellas se vive o se muere. Por eso molestan los camaleones, la mutabilidad del peronismo impulsado desde dentro como una bolsa de gusanos (y sabemos que lo que nos asquea no es la bolsa) y los que un día tiran para un lado y un día te están tirando a vos.
La idea es siempre preguntar y enunciar donde está parado uno. La gente se comporta como una máquina clasificadora de medicamentos, identifica, agrupa, deriva y embolsa. Con las pastillas correspondientemente ordenadas se siente un poco menos de temor, supongo, se siente la fuerza de la tribu, de la aldea. Yo soy esto, yo opino así, yo quiero esto, yo te pido esto, yo estoy con ellos, con aquellos, por este motivo, esta razón, estas son mis convicciones.
Son todos lados, no hay esquinas ni nichos seguros, donde te escondas te vendrán a buscar o la culpa te atrapará descalzo, de noche y en calzoncillos tomando jugo Trechel de la heladera.
De eso se trata todo, no se puede ser tibio, no se puede estar parado en la delgada línea roja, eso dejalo para los filósofos y los historiadores que vendrán a revivir nuestras cenizas transportadas por ideas, sueños o ideales con el divino soplo del redescubrimiento.
El problema es cuando la vida esta en juego y cuando el juego se fué de las manos.
Como
en estos días. Me pregunto de qué lado estoy, de que lado estamos todos, no de qué lado conviene pero cual es el correcto, el más correcto, el menos malo, qué elegiría un hombre bueno y sabio, no el lado al que van todos si no el que a la larga prevalecerá por la fuerza de la verdad.

14 comentarios:

Constanza dijo...

estimado luciano: como sabés, porque nos venimos siguiendo algunos comments en blogs amigos, mi postura en esto que está pasando es ... tibia... y sí. no termino de entender ni termino de definirme. escuchás a unos y tienen razón, escuchás a otros y tienen razón, ves a la presi con su soberbia y su trajecito con pespuntes al tono de sus uñas detalladamente manicureadas para las cámaras y querés vomitar cuando habla del piquete de la abundancia, y no porque uno no crea que sea así, en cierta medida, sino porque uno espera que los de arriba la tengan más clara y entiendan los matices que a uno le escapan y puedan aggiornar al pueblo; ves a los piqueteros cardón (como los denominó sandra russo en su contratapa del página ayer) enarbolando sus essen en recoleta, y toda la gilada que va a hacerle el aguante y te preguntás si uno de sus peones que cobran sueldos de miseria y en negro hubiera empezado una movida así si tendría a su patrón encardonado batiendo essen a su lado y te respondés que lo más probable es que no... en fin, que sigo confundida. sin ir más lejos, hoy llamé a rosario y hablé con una persona que yo me jugaba iba a estar con los K a full, casi te diría haciendo la gran d'elía en el monumento y me larga: "la conchuda esa que se vaya a hacer poner botox en el cerebro, no hay morfi en ningún lado!!" (le tocaron el interés personal, el morfi de la flía, entonces de admiradora K se pasa al bando de la presi es una Konchuda)... sí, hoy siento que no tengo posición tomada, yo que siempre opino, que intento informarme, que trato de ilustrarme un poco para no quedarme entre san juan y mendoza... y este desconcierto no me gusta, y ahora, después de leerte, me doy cuenta de que esa sensación puede tener que ver con haber pensado que me había recibido de adulta y en cambio entender de golpe que de un plumazo me hicieron volver a ser una simple espectadora expectante, como cuando era chica. gracias por haberlo puesto en palabras.

y gracias por la brillantez:
o la culpa te atrapará descalzo, de noche y en calzoncillos tomando jugo Trechel de la heladera.
no podés ser tan grosso!!!

Morkelik dijo...

mientras leo esto me cae un mensaje de una compañera sociologa diciendo que en Lugano hay saqueos, la tele muestra a Cristina llamando al dialogo, mi mama antiperonista dice que todo esta armado por Duhalde, mi hermana me avisa que en barrio norte estan todos de nuevo con la cacerola, mi amiga progre me convoca a un apagon a favor del campo y tambien me convova mi amiga clase media asustada.
no se Luciano, tiendo a desconfiar de todo y de todos. por ahi mañana te conteste, o no.

flavia dijo...

definitivamente, hemos llegado a la adultez...y que nos hagamos esta clase de preguntas, me parece que es para sentir un pequeño orgullo. lo que nos define no es nuestra elección, que siempre, pero siempre va a variar, porque las circunstancias cambian y vaya si nos afectan. que no cambie ese deseo en nosotros de elegir lo que menos dañe, lo menos egoísta, o que busquemos referentes con una gran cuota de humanidad, ya resuelve en parte la inquietud sobre cuál platito de la balanza nos vamos a acomodar.


otra cosa: que lo lea de un tirón, y lo entienda, y ahí nomás me surja la respuesta para darle, todo con una claridad asombrosa para la hora del día que es (00.40 del viernes), y para lo complejo del tema, habla cada vez mejor de lo excelente que se está comportando usted, don motonet, con las palabras escritas.
yo, por el momento, no he decidido con seguridad cuál lado de la balanza favorecer, pero que me enorgullezco de leerlo, mi amigo, me enorgullezco.

Bloga dijo...

Motonet, para entrever las sombras de la idiosincracia argentina, basta con leer a un señor llamado Ortega y Gasset. Es agotador y penoso el cuadro de situación que padecemos por estos días y no sé si se trata de "estar de un lado o de otro", sino de poner una barra de hielo en la cabeza y sentarse a pensar dos minutos para darse cuenta que irremediablemente este país se autofagocita constantemente.

Se me cuide por ahí

Galo dijo...

Ay, dudar, dudas, que lujo, si. Yo se de que lado no podria estar jamas, pero pasa que tampoco estoy del otro. Estoy contra unos sin apoyar a los otros.
Con ese nombre, el jugo Trechel seguro me ayudaria a ordenar las ideas. Bueno, "ideas": me agrande.
Tendria que haber comentado antes de desayunar, ahi esta la clave.

perica dijo...

tengo tanas contradicciones, tanta confusión.
y sin embargo,este post me da un cacho de paz. la claridad que estas poniendo al escribir, luciano....... no quiero ser tan reiteriativa, ni olvidar el fondo, ni la discusion...es que yo me quedo asi pensando en lo bien que estas eligiendo cada palabra que escribis.

de todas maneras tengo algo para decir. a mi la culpa me agarraria tomando Jugo Jet. es una cuestion de principios.

Ni buena ni mala... dijo...

No me quedo claro de que lado esta Ud. Plantea la duda y se raja sin definiciones. ¿ Acaso no entro en la adultez?. Si es así le aviso que no esta solo. No es mi costumbre andar definiéndome o tomar partido ante cada circunstancia de la vida, pero en esta no me vomitaría Dios (para los que no lo recuerden hay una frase de Perón que dice: “A los tibios los vomita Díos) y el discurso presidencial de parque norte me terminó de definir. Económicamente pertenezco a una clase social con la que no comparto ideología, valores ni cultura. En definitiva estoy con el gobierno, con los peronistas, con los retencionistas, con los negros y feos sin por eso despreciar, subestimar, desmerecer o insultar a los que piensan o viven distinto a mí. Es más, mis grandes afectos piensan distinto y no los quiero ni un poquito menos por ello.

Menta Ligera dijo...

Como decia Baglietto,
"El país es mucho mas que filósofos de bar, que cuatro viejas protestando en la vereda, que políticos detrás de un escritorio planeando su futuro..."
No se de que lado estoy pero se muy bien donde no quiero estar.

Galo dijo...

Que grande Peron citando las santas escrituras.
Yo la se por Kierkegaard, no me miren mal...

Luciano dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Es obvio que estamos todos sensibilizados y comprometidos aún más allá de las distancias.
Evité hablar de qué lado estoy simplemente porque me faltaban datos para tomar una decisión y por otro lado no es este, como siempre digo, un blog serio, así que me basta con dramatizar levemente mis sinos y dilemas y volver rápido al chiste salame.
Mi posiciónm, ahora que le leido el discurso y que siguiendo mi maxima de no odiar por odiar y dejar a la violencia ni como último recurso, del lado de dejar el paro primero, dialogar, favorecer una politica que tambien permita la diversidad de cultivos, etc. Si, me gustó el discurso de la presidenta. Pero no quiero que me mienta. Eso no implica que me pase automáticamente del otro lado, no. Repensaré mi posición muy profundamente y con tranquilidad.
Hay un lado más grande y mejor, siempre. Por ahí hace falta crearlo.
Otra cosa: se puede ser tibio. No importa si Peron le robaba a las santas excrituras o no le convenían los tibios en ese momento. Prefiero un tibio reflexivo (o serlo) a un pelotudo calentón mojaorejas.
He dicho.
Gracias, de nuevo, por leer y comentar.
Los abrazo en el fondo de mi corazón.
Pero más confianza le tengo al socialismo santafesino, ojo.
Chau.

Luciano dijo...

Perica: el jugo Jet es muy localista, pero era el que habia en mis cumpleaños. El trechel es para que la cachen todos. Pero me parece que en BsAS no lo junan ni ahi.

Bea dijo...

Me encanto el post y te juro que te pagaria copyright, imprimiria miles de ejemplares y los repartiria a esos adultos que son tibios y encima orgullosamente y catastroficamente tibios (ahhh yo de politica no se nada; no tuve tiempo de leer lo que esta pasando pero apoyo al campo ???; etc etc). En uno de tus posts anteriores dijiste algo asi como que apoyarias al campo cuando los peones esten en blanco, el campo reinvierta en el pais, etc etc. Ahora resulta que si uno no esta de acuerdo con el paro del campo es pq es Kristinista. Y yo no estoy de acuerdo con el paro del campo pero a Kristina no la compro. Una cosa no quita la otra. Lo que si quita es que si hace 3 meses el 45% la voto hoy esta actitud patoteril me parece desafortunada. A menos que queramos seguir siendo un pais bananero. A parte derrumbemos mitos: el campo no salvo siempre al pais, el campo siempre se salvo a si mismo. Y el campo no lucha por los intereses del pais, sino por sus mezquinos intereses. Lo cual no estaria mal ya que todos luchamos por nuestros intereses, pero no me vendas bananas por peras. Y como dijiste por ahi: acompaniarian los patrones a sus peones si estos se movilizaran por una suba de sueldo acorde al aumento del precio del comodity? Y que diria el campo y los "caceroleros" si los que encabezaran los cortes y golpearan las cacerolas fueran los piqueteros? Yo no vi tantas cacerolas cuando nos mostraron a los chaquenios desnutridos. Digo, dejemonos de hipocresias. Por ahi estoy siendo un poco extrema. Pero tenemos una rapidez para salir a la calle cuando nos tocan el bolsillo y una avidez para disfrazar el reclamo...que se yo, me parece.

venusina dijo...

Pensar que una no puede decir que está del lado de las vacas porque se las come. Yo no ubico el jugo Trechel, pero la frase me encantó. A mí me gustó tu post porque define un momento de duda, un parate en el camino para no pasar de largo ni criticar a priori por costumbre. Así me llegó a mí. Saludos "Mostronet".

Araña con antifaz dijo...

Así nos sentimos la mayoria de los argentinos comunes y corrientes.
Desconcertados, víctimas de la manipulación y sin saber muy bien en que va a terminar todo esto.
Si bien uno quiere justificar un reclamo que jode a la mayoría del resto que no son "ruralistas", creo que la mayoria de los que se acoplaron al cacerolazo no lo hicieron por los motivos del reclamo del campo (ya en los supermercados no quedan ni lacteos ni frutas ni verduras ni carne) para mostrarle al gobierno que no estamos conformes.
Nunca estuve de acuerdo con los piquetes.
Por nuestra zona, en la autopista, hubo camiones durante 3 o 4 dias parados esperando a que se dignaran a dejar pasar a los choferes con el camión (el chofer pasaba, el camión no) y esos tipos estuvieron cagados de hambre, sucios, lejos de sus casas y supuestamente trabajando.
Hasta donde es justo un reclamo? ya no lo sé.
Lo único que puedo decir es que la actitud prepotente, soberbia y matona de nuestros gobernantes, así de cayetano es lastimosa para todos.
Brindo con un pulpifrut de manzana roja para que todo esto pase y para que los argentinos podamos definir a pesar de nuestra madurez de edad cronologica, que es lo que queremos.

Beso y buen finde