El que toca no baila, porque lo esencial...

1) Como ya el sagaz y astuto lector habrá adivinado, yo no bailo. En realidad bailo una vez al año si no puedo evitarlo y, en lo posible, bajo los efectos del etílico para ya no recordar nada, ni la pena, ni la pena que doy bailando.
Pero tampoco me hace daño, al contrario de la gente que
baila, no me es necesario. Eso es algo que los que gustan de la danza no alcanzan a comprender, no son empáticos.
Como la flamante mariposa, insisten en invitar a los gusanos a unírseles en vuelo.
Los que bailan siempre están molestando a los que no, los invitan, los pinchan, los punzan, los empujan para que bailen. No comprenden. Son tan poco
empaticos que ya ni simpáticos resultan. Y hacen pucheritos, se enojan, cruzan los brazos y zapatean un malambo (porque para protestar también bailan), te tiran del brazo y finalmente te amenazan y te cortan los víveres. Y uno duro, duro, como Jack Palance en el desfile del orgullo gay,
No sé, yo no salgo a deportar bailarines, no me pongo de mal humor en la fiesta, no desenchufo el doble casetera del disc-jockey, en fin, no le jodo la vida a los que bailan.
Vamos a llegar a un acuerdo, yo comprendo que usted necesite bailar y allí lo dejo bajo la bola de espejos y sobre las baldozas psicodélicas con Poncharelo y usted me deja a mi, tranquilo, haciendo bolas con migas de pan, tirando las chapitas en el balde de hielo, haciendo que hablo de fútbol con el Omar, el de la camisa abierta, metiéndo el pie en la trayectoria de los pibes que corren desbocados y, en definitiva, esperando lo más importante de la fiesta: la casatita.
Yo así, soy contento.

2) Apareció finalmente el alemán que, en el cumplimiento del deber y para proteger a su patria y al parecer sabiendo, derribó a Antoine de Saint-Exupéry, que, como todos sabemos, dijo que una casa no es tan linda como lo que cuesta, o lo que vale, no sé, no me acuerdo.
Estos alemanes están todos locos. Si hubiera sido María Elena Walsh, tambíen le hubiera tirado? Y lo cuenta ahora. Seguro saca el libro con el título mas pelotudo y obvio imaginable: Yo maté al Principito.
Pero ya sabemos, un soldado hace lo que tiene que hacer.
Pensándolo bien, si me dijeran que en ese barco inglés que flota en la bahía está James Blunt, no ahorro municiones, marchen dos Exocets con mecha corta. You are beautiful.



15 comentarios:

Morkelik dijo...

lo del baile lo puedo dividir en tres etapas: niña que baila todo el tiempo, adolescente vergonzosa y pata dura que baila solo si esta muuuuuuuy borracha, joven adulta que sigue bailando mal pero no le importa porque ya perdio la verguenza entonces jode a los que se quedan sentados (perdon, Luciano, pero te digo que este post me hace reflexionar eh...)

Constanza dijo...

tenés razón, luciano, no se puede verduguear a los no bailarines... salllvo, cuando se trata de tu pareja.. ahí, me permito el pucherito y el malambo, todo. para mi historia de baile o no baile tomo en cuenta a dos de mis exes, que eran lo más opuesto que te puedas imaginar uno del otro , en todo. uno era de bailarse todo (bailábamos como el orto, pero éso no era importante, nos divertíamos y todo bien), pero el otro.. nada, no nones, no le gusta, no hay forma. pero logré algunos compases muyyy sentidos, e íntimos (hasta un álbum requeteromántico completo) en 'nuestro' espacio, lejos de miradas curiosas. y fue lo más. y lo añoro (porque lo añoro a él..), pero ése es otro tema.
lo de saint-exupéry, no caché una.. qué me perdí? (disculpe mi ignorancia..)

Galo dijo...

Por que nunca entenderan que si estoy solo sentado, alejado estoy muy bien y no me aburro? Por que?

SpinDoctor dijo...

Para mi que el teuton esta verseando.

(Me concederia esta pieza?)

venusina dijo...

1.- Se me hace difícil imaginar que con lo mucho que te gusta la música no se te muevan los pies cuando estás sentado.
2.- Lo que no entiendo es cómo encontró un pescador una pulsera y se supo que era de Saint-Exupéry. Y no me digan que era porque tenía el nombre escrito!

Tiphareth dijo...

Yo me pasé el 95% de las fiestas de 15 sin bailar ni un solo tema. ¡Esas escenitas que hacen los fanáticos del baile y la cumbia pedorra son insoportables! ¿Por qué es tan difícil entender? ¿POR QUÉ?

Dice Wikipedia que el señor alemán dijo: "Pueden dejar de buscar. Fui yo quien abatió a Saint-Exupéry" y agregó "Fue después cuando supe que se trataba del escritor. Yo esperaba que no fuera él, porque en nuestra juventud todos habíamos leído sus libros y los adorábamos"
Por favor que no saque su libro. Por favor no.

Por cierto... Venusina, investigué qué onda sobre eso y varias fuentes dicen que la pulsera decía Saint-Exupéry y que ese fue motivo suficiente. Espero que en realidad siga vivo y haya tirado su pulserita para hacerse el misterioso, nomás. 'Diarios de una Rosa: El Regreso del Principito' será su próxima obra. Van a ver.

Marian dijo...

Odioooooo a James Blunt! me cae como churro de desayuno!patada al higado! (ahora churro con mate a la tarde, otra cosa...).

A mi tampoco me gusta bailar. Nonononono. Y los holandeses estos bailan desde el danubio azul, hasta Macarena, todo tipo foxtrot.. van agarrados tipo capital Von Trap y Maria cirulando todos sincronizados... vade retro!
En un ultimo casorio aca, la mujer de un compaÑero de laburo del marido, insistia en sacarme a bailar (asi, un valsesito)...yo dije..eeeeh no. Y se repitio la escena que ahi describes, tirones, puchero y zapateo. Y yo acodada con mi vinito, rogaba que la fucking fiesta terminara o se cortara la electricidad... no se. Calvario el dancing.
Bolu... Saint Exupery se murio??????? O-o

Galo dijo...

Heme aqui de nuevo comentando, no podia evitarlo. Me olvide ayer de notar el acierto de hacer un post sobre bailes tan musical.
Es todo

amelche dijo...

No sabes cómo te comprendo. A mí tampoco me gusta bailar. Al menos, no me gusta bailar para hacer ver que se está alegre, porque se puede estar alegre sin necesidad de bailar, digo yo. Y siempre, siempre, desde la adolescencia, mis amigas empeñadas en que bailara, que era una aburrida, que no sabía divertirme, etc. Con lo bien que me lo pasaba yo observando a la gente que bailaba y tenían que venir a sacarme a la pista.

(Una) Cronopio dijo...

ooooodio bailar, lo detesto.
Pero James Blunt no merece morir

perica dijo...

yo soy contenta cuando me invitana un casamiento y no conozco a nadie. ahi nadie se anima palmearte dale veni dale veni dale veni.



al ultimo que fui, tuve que soportar a mi jefa, diciendome cada cinco minutos, no se vayan quedense un rao mas, nosotros los levamos!! porque tambien estan esos, los que te obligan a quedarte cuando lo unico que tenes en mente es meterte en tu cama a ver la tele

Luciano dijo...

Los abrazo a todos en el fondo de mi corazón blogor. Gracias por los comentarios.

Empiezo a contestar alrevés que se me confunde todo:

Perica: esa es buena, pero no te insiste tu consorte? A mi si.
VEr TV? Despues d eun casorio necesito dormir todo lo que me tomé.
Y comer un buen pancho, eso si.

Una: Somos más! Bueno, a James lo dejamos tullidito nomás, de la garganta.

Amelche: Viste, cada día somos más! Vamos a empezar el movimiento "NO me gusta bailar, no me rompas la vida". En serio lo digo.

Galo: no entendí, ande está lo musical??

Marian: los europeos, me parece, bailan según el libro. Dicen: ahora vamos a bailar, muy serios y compungidos y bailan como si fuera eun deber. Mañana a las 7 de la tarde me divierto. Yo conocí a un suizo así.
Ya acordamos dejar a Jamesito medio mudo.

Tip: si, las fiestas esas son como un pasaje de fuego en la adolescencia, por suerte no me invitaron a muchas, pero en esa epoca mi cara era bien bien de pocos amigos, no tenia cachetes bonachones, asi que me dejaban tranquilo.
Ahora, encontrar una pulsera así , rescatarla de la inmensidad marítima es muy raro.
Diarios de una rosa: coo me saque de encima al pesao del principito. Toda la verdad de la Rosa, sin tapujos.
Que libro.

Venusina: 1) Una cosa es una cosa, otra cosa es otra cosa, eh. otro motivo por el que no bailo es porque lo hago mal. Mover el pie no es bailar, es mover el pies.
Capaz que la pulsera decia: Live Strong, Antoine. O: AdSE, 5to B, Colegio San Martín.

Spin: puede ser,pero si pudo vivir tantos años sospechándolo es que poco le importó. Un tipo peligroso, debe jugar bien al truco.
No, joven, me compromete.

Constanza: eso es lo que mace mi consorte, justamente. NO lo entienden, no hay manera humana.
En la 2da guerra el tipo murió derribado por un piloto alemán. Su avión se perdió en el mar y hoy apareció un tipo diciendo que él fué quien lo derribó. Eso solo.

Morkelik: Espero que cambies para mejor, sinceramente lo digo, lo imploro. el que no baila es porque no quiere. Si quisiera, bailaría. Asi de simple es la verdad de la milanesa.
Gracias por reflexionar. :)

maria ines dijo...

si!!hay que crear ese movimiento "NO me gusta bailar, no me rompas la vida" y tiene que existir una comision que se encargue de algun tipo de venganza...contra esos tabanos bailarines!! :)

Ni buena ni mala... dijo...

Me afilio al movimiento “NO me gusta bailar”. Los bailarines son un especie de Talibanes para los no bailarines. Además soy de las que en las fiestas se miran todo para después criticar, ¿ no me digan que eso no es mucho mas divertido?!!!.

curdafloja dijo...

Gran post! Odio aquellas personas que suponen que ellos se divierten más bailando que yo sentado en una mesa. La dictadura del baile debería ser considerada en la próxima declaración Universal de Derechos Humanos.

Hace 4 años que almorzamos todos los lunes con mi hermano en un “bolichón” del centro de Buenos Aires. Durante todos estos lunes, mi hermano pidió casata de postre y nunca pudieron satisfacer la demanda, aunque, claro, después del segundo más ya lo pregunta a modo de chiste. Sin ánimo de teorizar sobre el tema casata debo decir que prefiero el dibujo horizontal que no tiene dulce de leche. Además al ser un postre de origen siciliano, está claro que no debería tener un sabor tan criollo.

También, aunque esto sea una obviedad más grande que la Internet, debería ser obligatoria la casata en vez del almendrado sin almendras bañado de chocolate trucho.