Podrán pasar mas de mil años

De nuevo sobre la bicicleta.

Me prestaron una bicicleta. Necesita un poco de trabajo de refacción pero ya la voy teniendo lista. Creo que el sabado es la botadura oficial. Eso si consigo grasa de litio para la cadena y las bolitas de los diversos ejes. En inglés es "lithium grease" y espero que me entiendan cuando la pida. A ver si todavía me dan Glostora.
Me hizo acordar cuando mi padre nos anuncio que nos iba a enseñar a arreglar la bicicleta , intuyo porque ya lo teníamos harto cambiando gomines y poniendo "Solución". Así que prestamos atención voluntariamente y pronto dominamos las artes ocultas de la mecánica aplicada.
Han pasado muchos años y todo sigue fresco en la memoria y aunque la mano la siga insegura a lo que más la temo es a la lluvia.


Sobre el olvido.


Bien podría decirse que la materia ha de desaparecer al no ser testigos directo de la presencia del átomo. Como las ruinas que desaparecían al no ser visitadas y sólo eran salvadas por la visita ocasional de un pájaro. O que uno dejaría de existir porque ya lo no lo deseen ni imaginen que regresa sano y salvo a casa.La lucha contra el olvido es eterna como especie, pero con cada inviduo la derrota está garantizada. Hagamos una prueba. Intente recordar el nombre del abuelo de su abuelo. Eso es el olvido.
Pero ese olvido ya no duele. El inmediato, aquel al que se puede ser sometido en vida es el que nos interesa. Sus efectos son físicos. El dolor que produce se localiza en el diafragma y se expande radiando hacia el corazón y de allí con cada latido se difunde a través del torrente sanguíneo. En pocos días, sin el toque de una mano tranquilizadora, la repetición de estos ataques comienzan sobre el sujeto un lento proceso de desaparición o transparencia.Como la fiebre amarilla literaria.

El olvido molesta porque hemos perdido una audiencia voluntaria. Sin aplausos no hay motivo para seguir desempeñando ningún papel y nada garantiza la vuelta.

Obliterar. Borrar las letras. Borrar el nombre.

11 comentarios:

marcos dijo...

hola luciano, me olvide lo que te iba a escribir...
mandame un mail

El Gato dijo...

Sobre el olvido... Lo leeré varias veces más, me vale la pena. Dice una amiga que no debe decirse que algo que nos llega o nos guste "vale la pena". Que no joda, para mí hay cosas que valen la pena y éste post es una de ellas. "La imagen de las ruinas salvadas por la visita ocasional de un pájaro." La re-concha de la lora... y perdóneme Luciano el exabrupto. Pero esa imagen me llegó hondo. Lo leeré nuevamente cuando llegue a casa, como ya se lo dije. Porque vale la pena, por eso nomás.

Luciano dijo...

Marcos: ya te mande el email.

Gato: Gracias. Lamento confesar que lo de las ruinas esta choreado de "Tlon, Uqbar, Orbis Tertius" de J.L Borges. Es un aimagen que jamas me ha abandonado.
El resto es de este humilde ladron de conventillo.
:)

El Gato dijo...

Ves? Esas son las cosas que me hacen reconciliar con Borges. Pero el ambiente que logró en el post me hizo acordar a aquellas noches del sótano del Jazz Club de Montevideo, así que mi estimado ladrón de conventillo... ja! cuando quiera armamos la banda, mire que somos multitud.

Bea dijo...

Groso lo del olvido. Me gusto, me llego, me hizo sentir asi un poquito triste. No por nada en particular sino por la sensacion que me produjo de imaginarme ese olvido. Mio o de mi. Besos

Chili soup dijo...

A mi también me gustó mucho y me llegó... además, muy oportuno.

venusina dijo...

qué rabia, se me borró lo que escribí.
Decía que justo venía pensando en la carretera sobre la reconciliación con Borges (como dijo el Gato). Se me vino a la memoria el principio de Las Ruinas Circulares. Imágenes como esa son madres de otras imágenes. Flor de principio el de Las Ruinas.
Con lo de la bici me hiciste acordar cuando con mi hermana ayudábamos a mi hermano a meter las cubiertas de las bicis en una pileta para detectar las pinchaduras, pegar unos parches de goma negra en los agujeritos, engrasar la cadena y ajustar tuercas. Qué territorio enorme el de la infancia! Saludos Luciano.

Luciano dijo...

Bea, Chili: me alegro que les haya gustado.

Gato: yo de jefe de banda no funciono eh. Aviso. :)
Es difcil reconciliarse con el tipo. Es como MAradona, hay que esperar los lujos EN la cancha.

Venusina: lo del Diego tambien va para vos! :)
Eso mismo de la bicicleta. Pero, aclaro, era la camara, no la cubieta que, como su nombre indica, es la parte de ajuera.
Pero ya sabes como hacerlo igualmente.

venusina dijo...

¿Pero quién es Diego? ¿EL Gato?
Sí Luciano, eran las cámaras, no las cubiertas :9
Mi primera bici era roja, y tenía una especie de carterita de plástico debajo del asiento, detrás. La segunda era color violeta, Lucerna, ya sin rueditas. La tercera era compartida con mi hermano, una cross BMX, con pelitos de goma en las ruedas. Más suspensión, más canchera. Aunque no era femenina andaba mejor, podía ir por calles de piedra, subir cordones más fácilmente. Después nunca más tuve una bici hasta ahora.
¿Falta mucho para los reyes, no?

venusina dijo...

No dejá, me cacheteo yo sola. No leí lo de Maradona. Yaestáyaentendí. :f

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.