Anotaciones de domingo. Qué pesadelo!!

Hoy es uno de esos domingos por la mañana en que de puro azar escuché un bandoneón y después de masoquista fuí y busqué el coro completo y vino Piazzola.
Falta el olor del asado preparándose, el calor creciendo en las baldosas del patio, la Fórmula 1 zumbando en el living.

Ayer me encontré con un tipo que no veo hace 2 años. El se acordó de mi nombre y yo sólo de su apellido. Recién en este preciso instante lo recuerdo, casi 24 horas después. Gary, Gary y la reputaqueloparió.

Está usted preparado?
Se puede estar preparado para las cosas que sabés te van o tienen que pasar? Por que la gente se sorprende ante la muerte o la infinita variedad de desgracias, dolores y pesares? Vale decir que uno no estaba listo?
Arrésteme sargento y póngame cadenas.

No se porqué tengo la necesidad de escribir esto:
Hay casas adonde a través de la rejilla del patio se ven fideos viejos, la diluida blancura espermática del jabón en polvo y un olor amargo de pobreza.

9 comentarios:

SpinDoctor dijo...

Sospecho que nunca estamos preparados para la muerte y otras desgracias. Cuando mi hija, que tiene seis años, se golpea o lastima, llora un poco por el dolor, pero mas aun llora como si la vida la hubiera traicionado. Y lo ha hecho, claro, desde su perspectiva. Dudo que cuando adultos superemos completamente esa etapa.

Tango, olor a asado, calor... para, Luciano, me estas matando. :-)

peregrina dijo...

Alguien por ahí me dijo andá...
Me legra tanto, alguien que me habla de Astor, del asado, de los fierros, hasta del olorcito del jabón e polvo....si hasta dan ganas de quedarse.

amelche dijo...

Pues yo me encontré el otro día en la estación de tren a una chica que vino a saludarme sonriente y yo me sentí fatal pensando: "¿Y esta tía quién es? ¿La conozco?" Me sonaba muy vagamente su cara, pero no sabía de qué. Resultó ser amiga de una amiga del instituto y hacía como 17 años que no nos veíamos (que se dice pronto, 17 AÑOS y aún se acordaba de mí, yo ni idea de quién era ella hasta que me dijo de quién era amiga en nuestra juventud).
Total, que en el tren de Elche a Alicante me contó un resumen de su vida (se casó con un inglés y vive en Londres, también ha vivido en N.York, pero está harta de las grandes ciudades y pensando en volverse a esta parte de España) y, cuando nos despedimos en Alicante, me pidió el teléfono para vernos cuando vuelva a instalarse definitivamente en España (ahora está aquí de vacaciones).

Chili soup dijo...

Probando, 1, 2, 3 probando... hoy traté de dejarte mensaje un montón de veces y nada. Espero que este llegue.

venusina dijo...

Uh, no me digas que te agarró síndrome de domingo? Por lo de las casas con rejilla y fideos digo. Es un fotograma perfecto. Cosas así generan los estados blue.
Supongo que nadie es conciente ni de su propia muerte, sino andaríamos corriendo a campo traviesa, cantando y besando a todo el mundo, comiendo toneladas de helados y diciendo muchas veces te quiero.
Me encantó el conejo. Tan solito.

Sarra dijo...

"Hay casas adonde a través de la rejilla del patio se ven fideos viejos, la diluida blancura espermática del jabón en polvo y un olor amargo de pobreza."

Es una fotocopia de la casa de mi abuela antes que los hijos la hayan hecho mudar a un departamento mas centrico y conveniente... A esta imagen sacale el olor amargo de la pobresa, que en mi caso la asocio con olor a humo y kerosene, y agregale el pileton de cemento con el jabon federal lleno de grietas y no necesito mas para estar trepandome para lavarme las manos antes de comer los tallarines...

perica dijo...

hay algo mas patético que mirar desde el balcón como hacen asado los de PB?
que domingo del orto tuve ayer.

Luciano dijo...

Spinpin: debe ser un mecanismo de defensa, pensar que nada no spuede pasar.
Si, yo solo me hgo daño con lo del asado. Necesito asado.

Peregrina: gracias por pasar!

Amelche: pero en ese caso te salvo que ella queria hablar con vos y estaba dispuesta a romper el hielo. y a continuar viendote. Que suertuda.
17 años, suena a eternidad.

venusina: tengo sindrome de domingo desde el viernes :)
Cierto lo de los helados.
Es un conejo un tanto "disturbante".

Sarra: me mato el detalle del jabon, es cierto, cierto, cierto.
Olor a Bram-Metal.

Perica: la verdad que se me pueden ocurrir 10000 cosas mas pateticas, pero siendo un naufrago asadoril si, es cierto, no hay peor cosa.
Maldito domingo de futbol.

Bea dijo...

Que bien que pusiste en palabras esas sensaciones como la del calor creciendo en la baldosa del patio, la F1, el jabon en polvo de la casa con rejilla...son sensaciones casi fotograficas, y no se pq las asocio siempre con mi niniez. Como cuando veo a una abuela con delantal de cocina (pero esos que se atan a la cintura no los de cuerpo entero) y me acuerdo de mi abuela, tanto como cuando veo malbones en un jardin. Besos