Fantasía moderna.


He decidido ser jefe, escalar posiciones, subir como la espuma, pese a que estamos como langostas en pecera de restaurante y la verdad no hay ningún puesto adonde ir pero, como lo tengo decidido, he pergeñado un muy astuto plan de preferencia infalible. Primero me consigo unos pantalones de vestir pinzados como para ir confundiéndome con el estilo "smart" pero nunca pasándome al estilo "testigo de Jehová" (nada personal, los de acá también se visten igual), aunque no tengo pensado calzarme mocasines. Luego un saco con coditos medio afelpados que seguramente acentuarán mi sofisticación natural y tendré que sacarme la polera negra de artista torturado pero nunca para ocultar la papada, para cambiarla por:
a) una chomba Lacroste, cueste lo que cueste, o la otra de las rayitas azul y roja, o esa del caballo con polista de cuyo nombre no quiero acordarme o
b) una camisa nomás pero que no sea Ombú ni Pampero, aunque tengo la tendencia gracias a los años del Industrial ya que taller, lo que se dice taller, una sola vez he pisado.
Ah, y un cinto.
Bueno, una vez mimetizado, digamos en un estilo modelo de Burda para que se hagan una idea, procederé a ejercitar mi sonrisa y mi vocabulario dialéctico. Diré "sinergía" moviendo las manos como si tocara el sintetizador de ABBA, "teamwork" cerrando ambos puños y mirando de frente al personal uno por uno como si los fuera a unir a golpes, "embracing" haciendo como que los abrazo a todos desde el fondo de mi corazón justicialista, "challenge" revoleando sólo el puño derecho como golpeando una muralla inexistente que representa todas nuestras dificultades y "know-how" arqueando ambjas cejas mientras me cruzo de brazos pero en el fondo pensando en "knock-out" por una cuestión de sonidos y planes secretos.
Pero todo eso es afectación, es imitación, no es auténtico, es solamente ponerse la piel del individuo alfa (no digamos ya más macho, porque hay cada mina) e impregnarse con sus feromonas; es ir y mearle el tronco al jefe, amenazarle su territorio mientras se asusta al resto, se les hace acentuar su falta de mérito, su bajeza en el escalafón, su desinterés por el éxito.
Deberé moverme como en la cola donde se reparten víveres a los sobrevivientes ignorando la presencia de los más débiles que extienden sus manos al voluntario ya sobrecogido, empujaré y serpentearé y pisaré y morderé hasta encontrarme al frente del pelotón y a esto lo llamaré ambición y al final del proceso éxito y recibiré en mis manos el trofeo y me echaré encima y pondré dentro y fuera de mi casa más señas de mi posición y mi valía.

Habré llegado no por necesidad de mis pares ni por proceso de elección, ni como condensación de sus voluntades, ni como representante capaz para protegerlos, si no como fruto solamente de mi astucia y mi coraje para derrotarme a mi mismo en una lucha que solo me interesará a mi mismo que me convertirá en un individuo mejor sólo para mi provecho. Y ahora, en esta coyuntura, no está mal visto.
O no, mejor no.

9 comentarios:

Blackant dijo...

Ah pechito colorado! Tenés pensado arrastrate cual serpiente. Te olvidaste de palabras como empowerment, leverage y competitive advantage. De todas maneras si queres subir en la ladera corporativa (mala traducción) estás bien enfilado. Nunca pero nunca eligen al más mejor, o al que la masa aprecia sino al que quiere ir para arriba y lo grita.
Se decía pitucones en la Chicago argentina? O es otro caso de "broche vs palito para la ropa"?

Marian dijo...

mucho laburi... aparte, tenes que cortarte el pelo asi, usar gel, afeitarte bien prolijito todos los dias, usar crema de esas para cuando dormis mal, pero de hombres y no se cuantos cosmeticos nuevos hay para varoncitos; y al final pa que...

Menta Ligera dijo...

Pantalon pinzado ¡NO! Cualquier cosa menos eso, no le sienta ni a Brad Pitt.
Alguna vez pense asi y trate, hice todo lo posible y cuando casi estaba por llegar me di cuenta que no era para mi. Como si quisiera vivir de un personaje que me resulta particularmente antipatico.
Ahora heme aqui estudiando cosmetologia, planeando embellecer al que quiera intentarlo. Y hago oidos sordos al comentario reiterativo... "Seis años de Facultad para convertirte en cosmetologa???" ¡SI! ¿Y QUE??

Galo dijo...

Y no, mejor no. Es mucho trabajo.
El dia que me digan que no puedo venir en pantalones cortos me busco un trabajo nuevo.

Luciano dijo...

Blackant: creo que se dice pitucones, mi abuela lo decía si mal no recuerdo.
Me faltaron vocablos pero eso queire decir que todvía no me he contaminado tanto.

Marian: si, tenés que estar limpio, sonreir, cambiarte los calzoncillos todos los días, no, no es para mi.

Menta ligera: eh loco, pero las pinzas son lo más.
Loi tuyo es loable porque hacés lo que sentís que querés hacer y se necesita coraje. Eso nomás.

Galo: no tenemos pasta de jefe losotro.

Maria Marta dijo...

Si hay algo que no sopoooooorto son todas esas palabras o expresiones que no significan nada, o que significaban algo cuando fueron dichas por primera vez pero que perdieron todo sentido tipo "think out of the box" y otras pavadas por el estilo. Saliste lindo en la foto (ji ji)

Ni buena ni mala... dijo...

Si te agarra capusoto con ese bocabulario no sabes la que te espera y si no te agarra él te agarro yo y te hago entender que la jefatura garca no es lo tuyo.

Malen dijo...

Un verdadero ganador de mi juego! Genial lo tuyo pa variar

Ámbar - L@M@g@ dijo...

ojo no te vuelvas un workaholic