Santos Biasatti, Batman!

He notado una tendencia. Los hombres tienden a ser agnósticos, ateos o simplemente apáticos desinteresados y las mujeres todo lo contrario, si no son practicantes al menos mantienen una conexión con la religión, sus símbolos, prácticas, respeto por los individuos que representan un credo. Eso no quiere decir que las mujeres no presenten un alto grado de escepticismo, porque nunca le van a creer a un hombre desde el principio, hay que remar hasta juntar las pruebas suficientes y presentar un formulario F-101 certificado y con la apostilla de la Haya, de 9:00 a 15:00, ventanilla número 4.
Decía, descontando a los camioneros, taxistas , futbolistas y curas, las mujeres son las que más imágenes, estampitas, rituales, símbolos y supersticiones acarrean, son las que saben qué iglesia les corresponde o es la más acertada para el casamiento, qué cura es el más prominente (esto junto con el top 20 de los médicos de cada especialidad que tal vez mereciera un post aparte) y cuándo o por qué hay que bautizar al niño, además de toda una parafernalia de objetos, códigos de colores, fechas y calendarios. Todo esto se intensifica con la edad; todos tenemos presente la imagen de la señora muy mayor con la pared tapizada de santos de todos los colores, orígenes e intensidades milagrosas como si fueran figuritas de Pokémon invocantes de hechizos y electricidades fulgurantes para combatir al enemigo de la forma más apropiada. Por ejemplo, San Tiburcio de Nepotimia invoca Bola de Fuego Nivel 5 y también es patrono de los curadores de nervios.
Puedo arriesgar una especie de teoría raíz para explicar esta diferencia. Imagino que se trata de una disposición natural diversa en intensidad y sentido de cada sexo a la espiritualidad, a una tendencia a explicar el universo y el misterio de la existencia de una manera diferente.
No sé si es mejor o peor, pero para tomar una posición y no pecar de tibio, me inclino por pensar que el universo femenino es animista y menos inclinado a lo material, pero no por eso más sencillo, si no que necesita generar una constelación de genios, espíritus y tejidos subyacentes para mantener la tensión de la realidad. Anima y da vida. Al contrario, la mente masculina desarrolla todo como un problema, existe un origen, por lo tanto existe una causa y un motivo y variables que definen un instante por lo tanto es posible determinar una futura relación o consecuencia. Explica y fabrica.
Pueden completarse ambos universos y compenetrarse, tomar prestados elementos y métodos para definir una infinidad de herramientas con las cuales transformar el entorno, como un alfabeto primitivo que necesita de otros dibujos para completar una palabra.
Como dije, es solo una idea y bien pudiera ser una terrible acumulación de boludeces. Corro el riesgo de generalizar y dividir, pero acompaño la figura con una gran recta numérica como base, intentando explicar la infinidad de puntos intermedios que anulan la existencia de extremos absolutos.
Un par de anotaciones: la mayoría de las religiones son machistas y están controladas por hombres, hay más santos que santas y me parece que se me venció la yerba (ilex paraguariensis, ojo).

Los camioneros, taxistas, futbolistas y curas pueden hacer cola para fajarme de 16:30 a 20:30 de lunes a viernes.

8 comentarios:

Rosario dijo...

Buenísimo!!!

maria ines dijo...

¿puede ser que el analisis se ajuste a las personas que viven en grandes ciudades,pero no sea tan acertado para la gente que no vive en ellas? es una duda que se me presento despues de leer el post...
pienso en los mitos
populares de argentina...gauchito gil, difunta correa, san la muerte etc...
bueno, no se...por ahi nada que ver.

flavia dijo...

hacé más empanadas luciano! te premié, te premié!!!!


(las empanadas son el precio, qué tanto!)

Galo dijo...

Me gusto, firmo. Pero si queres mantener tu
"universo femenino es menos inclinado a lo material"
segui evitando tu viaje por Moscu, je.

Menta Ligera dijo...

Eso es porque no conoces a mi viejo...

Luciano dijo...

Rosario: podría haber sido mucho peor. :)

Maria Inés: qué sorpresa usted por aquí, me ató el perro? Creo que no, la idea es marcar una tendencia, no trazar una linea y dividir en grandes grupos, creo que por más que haya hombres de campo o de ciudad creyentes, supersticiosos o con "fé" ,la tendencia es la misma.

Flavia: Si, vi el premio, pero no puedo dejar comentarios en tu blog, e da un error no se que, algo xomo xxxxhjjioj8o889 y no me deja.
Felicitaciones a vos y a mi por el premio, lo merecemos justamente!
Gracias.

Galo: bueno, puede ser, pero eso es porque ahi juegan los mecanismos de reproduccion, es otra cosa, a dios rogando y con el palo dando.

Menta: como le dije a María Inés, una golondrna no hace verano.
Ademas me falto poner que hay excepciones en la snotas, como los tipos que sobreviven unproblema cardíaco, una enfermedad, un accidente, un ataque de la mujer, se vuelven mas "marianos".

venusina dijo...

Me hacés reír Motonet! Cierto que en algún momento perdí el hilo, pero me até un nudo y dije, "San Pilato, san Pilato hasta que no encuentre el hilo no te desato"

Luciano dijo...

Venu: siempre llegas ultima para los comentarios che.
Perdiste el hilo en uno de mis posts? No puede ser! Está clarísimo!
Siga la linea de puntos.
Sin Pilato el de las manos? Es santo>? Estos romanos...