La muerte de un viajante

Hice un juramento de no contar más nada del trabajo, pero como toda esta semana ha sido del minibar al trabajo y del trabajo al minibar como decía el General Frigor, no me queda otra cosa que desahogarme contando lo que pueda sin mencionar detalles funestos sobre mi excitante ocupación: viajes, lujosos hoteles, yates, casinos, asesinos a sueldo y claro, computadoras, clusters, hotfixes y service packs de los que dependen millones de inocentes vidas que ni sospechan, ay, las que les espera.
Lo mejor es conocer gente. Estuve toda la semana hablando con un romano de Roma, no del túnel del tiempo,que se parece a Juan Carlos Calabró. El tipo decidió que ibamos a hablar en italiano y se acabó la historia. Se puede, eh, se puede, "un bife per la nena", mascalzone, ingeniere disarmatore, brutto anatroccolo y listo, se entiende clarísimo. Los romanos tienen un acento muy gracioso, además de que cortan todas las palabras. Por ejemplo, en lugar de decir "vado a mangiare" dicen "vao mangiá" o "hey, Emanuele" dicen "Ah Manué" y así sustantivamente. El tipo me dijo que porque son vagos hasta para hablar...conste que lo dijo él.
Otra cosa son los hindúes, parece que acaban de comer pegamento y están pidiendo auxillio, pero por suerte no hablan italiano. Más allá se encuentran otras nacionalidades, pero como el tema se puede poner escabroso mejor me callo el teclado. En cuanto a los argentinos ya me he topado con algunas caras extrañadas de los locales al escuchar cosas como: vos decís que no funceona?
La cosa continuará unos días más, vamos a ver con qué me topo, pero el legionario ya se tomó las de villa diego y siempre se siente la vacuidad de las amistades pasajeras, te llamo eh, nos mantenemos en contacto, nos juntamos a comer un asadito, si, yo te llamo, no, te llamo yo, dale, dale, chau che, chau.
- Quién era ese?
- Qué se yo, un boludo...

7 comentarios:

amelche dijo...

Me recordaste que el día que estuve muda (digo, afónica) mientras Anaví hablaba con Roberto por el móvil dijo "dale" tantas veces que pensé: "Che, con sólo saber esa palabra, podrías vivir entre argentinos". Bueno, con dos palabras mejor: "dale" y "asado", que no sólo de palabras vive el hombre (ni la mujer).

Galo dijo...

No, boluda, no seas boluda, aprende a decir boluda tambien, boluda....
Tres son mas que dos, Amelche.

Luciano dijo...

Amelche: es cierto, y ademas como dice Galo hay que decir boludo y "viste?" todo el tiempo, ese es todo el truco, viste boluda, dale.
:P

Galo: esta todo dicho.

perica dijo...

"mejor me callo el teclado", mirà que me hacès reir boludo...

SpinDoctor dijo...

Dottore, mi a fato reire molto, grazie tante. Lo que no se es como voy a hacer para aguantar la carcajada la proxima vez que este hablando con un indio —cosa harto frecuente en mi trabajo— y de pronto me acuerde de la brillante descripcion que has hecho de su acento...

amelche dijo...

OK. Lo tendré en cuenta.

mardevientos dijo...

a mi, obviamente, me hiciste reir con la descripcion del romano.. y ojo que no todos hablan asi, pero tu imagen es digamos perfectita.. Te topaste de verdad con un romanaccio total!!!!
Aoooo Manué!!!!!!!!