El silencio de los corderos

Han pasado un par de semanas muy activas con visitas esperadas largamente, en las que nos hemos dedicado a recorrer las rutas del oeste para disfrutar el paisaje, las bondades del clima de “verano” y la charla amena fuera del living asfixiante.
Luego de varios años es como si nada hubiera pasado. Asi se reconoce a los buenos amigos, que como el whisky cuestan más caros con el tiempo y además hasta parecen buenas personas.

Hemos visto la isola firme de Achill de aborrecible fachada y maravillosos interiores, costas, playas y colinas.
Es época de corderos, asi que abundaron las escenas rebosantes de ternura y los suspiros femeninos amen de los pedidos de stop y bajada de ventanilla.
He aprendido que los corderitos sacuden la cola cuando maman y pueden hacerlo en medio de la ruta, al trote y con total indiferencia por el tráfico.
Hermosos pueblitos de casas blancas en medio de la nada. Pero, de qué vive la gente en esos lugares tan remotos? De las ovejas parecería ser, porque después del pasto es lo que más abunda.
Y da la casualidad que cuando nos vino a visitar otro amigo di ferro, un día que no podía moverme nos quedamos viendo un documental sobre la lana, de las técnicas manuales artesanalas que se van perdiendo irremediablemente.

Es un proceso bastante ingenioso a la vez que simple. Anque parezca aburrido, nos quedamos los dos enganchados. Ya veré de hacer un resumen.
Igual, como el tema común son las ovejas, me parece que ameritan un par de párrafos al respecto o por lo menos que toquen de cerca, total.

Si todos los chinos se pusieran un pullover

Dicen que cuando China repelió a los invasores hunos estos se desviaron hacia el oeste provocando la caída del Imperio Romano. Y fué China también la que dictaminó la caida del precio de la lana a nivel mundial. En el primer caso la culpa fue de un estado organizado, y en el segundo podría decirse que fué por el poder de un solo hombre. Todo empezó con el tema de la plaza de Tiannamen y las imágenes de ese hombre común enfrentando una columna de tanques. Luego de eso muchos países condenaron la política del gobierno chino y desde entonces China decidió no comprar más lana a quienes protestaban, provocando la debacle en el mercado internacional, circunstancia que no ha cambiado todavía.

De todas maneras los costos de producción han bajado gracias a la tecnología, aunque pese a tanto cachibache no se puede dejar de lado a:

Lassie, volvé, te perdonamos.

Uno de los perros más inteligentes es el border collie, que es una especie de collie pequeño, negro con cuello blanco, cara de sabandija y una especie de sonrisa socarrona de costado. Es el ayudante necesario e irremplazable de un pastor, aun del moderno que maneja el rebaño desde la comodidad del auto (lo he visto) o del jinete de cuatriciclo.
Nada puede reemplazar a un perro ovejero al momento de arriar un grupo de ovejas. Con sólo una insinuacion, una inclinación del hocico, puede hacer cambiar el rumbo de los animales y dejarlos inmoviles con la mirada. Sin embargo hay un precio que pagar. A veces uno de estos animales deja escapar al lobo adormecido y se convierte en el peor de los perros. Aunque sea algo raro, ocurre; no debe ser fácil moverse entre la frontera del instinto y la domesticación.
Pero la pena por desobediencia es una sola: escopeta.


Nos conocemos de algún lado?

Con la lana se hacen abrigos y entre ellos son famosos los pullovers de las Islas Aran que tienen unos dibujos muy trabajados y complicados. La razón de estos dibujos es muy simple. Cada familia o cada pescador (no estoy seguro) tiene un dibujo que le pertenece, lo cual hace más facil reconocer a un ahogado en caso de encontrarlo. Hay que ser prácticos.



Y por último estan los tipos de ovejas, que no se clasifican por su gusto en la parrilla sino por el origen, rasgos y obviamente la calidad de la lana. Las que más abundan por acá son las escocesas de cara negra y de vez en cuando se puede ver alguna amarronada Shetland, que son las que mejor lana dan, como cualquier abuela sabe.
Hay otros tipos, los más comunes la oveja grande o la oveja tradicional de cabeza pequeña que parece una rata con cuernos, aunque todas de pelaje blanco. Pero qué pasa cuando nace una oveja negra? Como toda actividad de campo existen decenas de creencias supersticiosas, una de las cuales dice que no deben ni comprarse ni venderse. Será que hay que soportarlas estoicamente, como al cuñadito o al familiar de turno.
Un consejo si se decide a tener una oveja, a la hora de esquilarla, recuerde que es más fácil hacerlo con una oveja gorda y calentita que con una flaca y fría.
Como la vida misma.

9 comentarios:

b. dijo...

De las visitas entrañables al consejo de cómo esquilar, pasando por las praderas irlandesas, la plaza de Tiannmen, Lassie enfurecida, sweaters para reconocer ahorgados y el loco o rarillo de la familia. Solo vos podés mezclar esto y que el resultado sea interesante!

Galo dijo...

Tuvo que ser grande el rodeo para decirnos que al invierno, en Irlanda, se lo sufre mas con alguien flaca y fria.
La cantidad de ovejas que debe haber por ahi dando vuelas para haber puesto todo eso.
Alla tambien (en el reino de ellas) se supone que hay que contarlas para quedarse dormido?

amelche dijo...

¡Qué experto! Se nota que el documental lo viste entero y, quizá, varias veces. Y hasta salen los romanos otra vez: "La caída del Imperio romano" por culpa de los chinos que repelieron a los hunos. ¡Ufff! ¡Qué cosas! La verdad es que dan ganas de llevarse un corderito de esos a casa, pero no tengo jardín y, con el gato creo que ya hay bastante, aunque no dé lana, sino disgustos cuando se sube a la mesa, tira algo y lo rompe.

Gaby dijo...

Muy buen post!,buenísimo.
Saludos!

Franco Pablo Scibona dijo...

hey, el amigo era yo? me acuerdo que vimos un documental sobre las ovejas como si estuvieramos en misa. Me acuerdo de la viejita esa que tejia y siempre se reia.
Si el amigo no era yo no me hagas quedar mal y deci que si jejejeje

Luciano dijo...

Viste, te acordaste. Eras vos, gil.

Bea dijo...

Buenisimo post como siempre!!!

Luciano dijo...

Prometo no poner mas romanos ni chinos por un tiempo largo.

Bwana Roberto dijo...

Mmmmhhh! Corderito...