9 casillas contra 64


1) Yo no soy humilde porque no quiero humillar a los demás con mi talento sino porque me he dado cuenta, después de múltiples ensayos, de que no me dá el cuero. Soy humilde porque cuando me agrando viene la vida y me achica de un sopapo. Soy humilde porque sé cual es el volúmen de talento que contengo.
Así que no voy a andar inventando sistemas complicados para entender la vida y sus vericuetos, que es entender a los demás y qué es lo que están por hacerme. De eso se trata todo, evitar que te hagan algo malo y procurar recibir siempre lo bueno.
Hay gente que juega al ajedrez con la vida pero yo juego al ta-te-ti, que requiere una visión de futuro de nueve jugadas y sus combinaciones solamente. En nueve jugadas se desenrolla el mundo contra unas posibles millones de otro tipo con más talento o ganas de complicarse la existencia. Y así uno se mete en los tableros de otros y otros abarcan tu tablero, están los que juegan a las damas o viejos juegos chinos con cientos de piedras blancas y otros que directamente sin tablero tiran dados y anotan.
Tampoco la pavada.

2) Una de los sistemas que tengo para entender el mundo que me rodea es reducir a cada grupo humano a su equivalente homínido. Una oficina es, por ejemplo, un árbol donde habitan como 20 monos cuyo objetivo es recolectar frutas. En la cima del árbol hay un mono y en orden descendente se ubica el resto de primates. Siempre hay un mono arriba de otro y el interés común es la fruta, cuanta más fruta se produzca más poder se tiene.
Para entender a un grupo de personas hay que entender el recorrido que hace la fruta, quien concentra más y quienes sirven a ese propósito. Pero no se ve bien por las hojas.

Algunos monos hacen lo que tienen que hacer y otros monos no, y a veces es difícil entender cómo hacen para que los monos de arriba no los atrapen o les permitan hacer lo que hacen o como estos monos creen que hacen algo pero en realidad están sirviendo a un objetivo más grande que ellos. Si uno entonces imagina otro árbol cercano con más monos recolectando sus frutas, entonces pueder ver más relaciones de poder entre ese árbol, que puede ser más alto, más grande o producir más frutas y sus respectivos monos.
Lo mismo puede aplicarse a cualquier ámbito o grupo, como una familia, la comisión directiva de una cooperadora, el Club de Leones, la reunión de consorcio, el Congreso o un foro en internet.
El chiste está en entender en que todos los árboles hacen un bosque o una selva.
Algunos al final arriba de todo imaginan un gran mono invisible y mudo pero muy poderoso que les dice a todos como deben comportarse a través de otros monos quienes interpretan sus designios.
Lo que hay que entender es que desde arriba se vé más. Y también que a los de abajo siempre los cagan. Y que a veces se consigue fruta a cambio de otras cosas. Y que la fruta sirve para conseguir esas cosas.
En el suelo hay tigres y serruchos y Charlton Heston.

3) Yo me pregunto si algún día conseguiré laburo, porque alguien seguro pondrá mi nombre en Google y saltará todo esto.

7 comentarios:

SPINDOCTOR dijo...

"Algunos monos hacen lo que tienen que hacer y otros monos no, y a veces es difícil entender cómo hacen para que los monos de arriba no los atrapen o les permitan hacer lo que hacen..."

Oia, estuviste de visita en mi trabajo y no me avisaste?

Tamara dijo...

"Lo que hay que entender es que desde arriba se vé más. Y también que a los de abajo siempre los cagan. Y que a veces se consigue fruta a cambio de otras cosas. Y que la fruta sirve para conseguir esas cosas." Muy buena....
Y que hacemos?? Subimos? Bajamos? O nos conseguimos un paraguas y vaselina? Eh? :P
Lo del laburo es una forma de decir no?

Luciano dijo...

Spindoctor: me parece que estamos hablando del mismo árbol.

Tamara: lo mejor es hablar con el Charlton que te da un rifle de sus frías manos.

Malen dijo...

Aunque después venga la vida a sopapearte, tenés ideas grandes, jeje, como la de Charlton esperando y el recorrido de la fruta.

Calavera dijo...

Lo que no terminé de entender es en qué momento nos dan las bananas...

¡Abrazo!

Menta Ligera dijo...

¿Cristina seria la mona madre? ¿Y los monos de Moyano sacuden los arboles para que caiga la fruta? Que lio, la verdad.. Me gusto lo del ta-te-ti. Tenes razon, para que complicarse si al final terminamos en un arbol lleno de monos.
(che, la palabra que me toco es "putile")

Luciano dijo...

Malen: voy a pantentare la idea.
Graceas.

Calavera: no te dan la banana.
:P

Menta: Depende del árbol, para mi nivel a mi me alcanza con un arbolito de navidad.
Putile es una muy buena palabra!