Nada

A veces hay cosas que no se pueden ocultar o cosas que no se pueden llevar a cabo, como poner una puerta en el punto más alto de una duna en el desierto e invitar a la gente a tomar el té. No se pueden abrir las puertas de tu casa, el verano nunca llega, tenés que salir a comprar plata, se te borraron todos los mapas y lo único que te queda es un sonrisa idiota pero convencida.
Eso nomás, nada, no vendo nada.

3 comentarios:

Ni buena ni mala... dijo...

Quiero la sonrisa idiota pero convencida, ¿esta seguro que no esta a la venta?

Baterflai dijo...

Estoy a punto de darte el user y pass de Té de Texto, así posteás directamente ahí y me ahorro laburo.

Menta Ligera dijo...

ultimamente me siento exactamente asi.