No es un adiós si no un hasta luego.


Mientras se llevan el helecho de canje, la columna dórica, el planisferio de tergopol y lamparitas de navidad que hacen la escenografía de "Die Motonet Gorden", muerdo un lápiz y escribo en la computadora, arropado por las penumbras de un estudio que pronto se convertirá en el baño de una rotisería, un técnico se lleva puesta una pesada pieza de iluminación y me putea, me encojo de hombros, me muerdo el labio inferior y le digo "the struggle for life, my brother", "pero tomatelás" me contesta con gesto adusto, que ni él sabe lo que significa.
Y escribo mi último post desde tierras irlandesas por estos días, cuando abra los ojos tras el efecto del dardo adormecedor y me recupere de la deshidratación y el frío de la bodega del DC-3, estaré ya en suelo argentino rumbo a la invencible provincia de Santa Fé, cuya capital es la ciudad de Santa Fé de la Vera Cruz y mis dominios la populosa ciudad de Rosario (difícil ser ateo en un lugar como ese), con forma satelital a seno hinchado, puerto al mar a través de su vena marrón y sedimentaria que transporta las riquezas vegetales como semillas espermáticas en pos de la fertilización asistida del mundo, ese óvulo morado y atmosférico que flota y juega a la escondida con el sol, padre de todos los eclipses.
Vamos a ver como me trata el otoño, pero como no soy patriarca poco me preocupo.
Espero no encontrar el pago cambiado, osea del otro lado del río porque no tengo plata para la lancha y seríá interesante que no hayan abolido el sistema de calles en cuadrícula porque me habrán cambiado la parada de colectivo, ni el acento oficial de comerse la ese porque me van a pensar traidor.

Los abrazo en el fondo de mi corazón justiciero. Son sólo unas semanas nomás, por ahí escribo con un porrón en la mano y un sanguchito de miga en la otra.
Cuidenmé el rancho, que no se vuelva tapera pero no me barran sin regar el piso que se levanta polvareda y se me aviva el indio irlandés que siempre acecha atrás de un bosque de trébol.
Les dejo una fina selección auricular.






11 comentarios:

Marian dijo...

Buen viaje!!!! Que le disfrute m'hijo.

Malen dijo...

Qué buenooooo! Me alegro muchisimo! Yo puedo lavar los platos, sirve de algo? Rapaeeeeeeel, juaaaaaaaaaa! Hasta luego entonces

Menta Ligera dijo...

Me alegro por el viaje, que lo disfrutes y descanses. Pero por favor no nos dejes guaaaaaaaaaa!!!!
Casi me infarto cuando empece a leer...
Che, me cope con Adios Pampa Mia. Un hitazo!!! Besos

Tamara dijo...

Fina la selección, lo de Raphael no sé...
Que tengas muy buen viaje!!
Si te dan los tiempos (y las ganas), avisame y nos hacemos un partido de bochas... jajaja, no! taaan viejos no estamos, todavía... :P
Que lo pases muuuy bien!!! Que encuentres todo en su lugar y que lo disfrutes!!!

gaby, desde bélgica dijo...

ta lueguito y buen viaje!! Después nos contas como encontraste el pago.
Ahora me dieron ganas de escuchar a Pedrito Rico...

perica dijo...

buen viaje motonet!!! bienvenido otra vez a la tierra de las chicas lindas, el rio marron, el carlitos especial y los helados de Yomo y Lido!!

que seas muyyyy feliz por varias semanasss!!!

El Gato dijo...

Luciano:
Parece joda... a estas alturas vos estaras leyendo este comentario en Rosario mientras yo te lo escribo desde Montevideo. Vos y yo sabemos lo que eso quiere decir. A vos, porque se que siempre estas ahi, solo mandarte en abrazo. Nos estamos viendo de nuevo en la vieja Europa.

amelche dijo...

¡Que te lo pases bien! Disfrútalo.

Oye, no sé si es mensaje subliminal, no te lo vas a creer, pero me han salido estas letras de verificación de palabra: bible

Maguita dijo...

espero que la estés pasando muy bien!!! podrá traer ud a la vuelta unos alfajores merengo? existirán todavía?

Laura dijo...

Que lo pases muy, muy, muy bien. Y recargues recuerdos, afectos y pilas. Y todo eso.

Rosario Diaz Araujo dijo...

Pasela ud muy bien señor motonet!