Viva la penicilina

El mundo sospecha que una mujer enferma es capaz de hacer todo lo que suele hacer sin que se le caiga un síntoma de la manga. Un hombre en cambio dice "me duele la garganta" y a continuación cae al piso, llega emergencias, se le suministra adrenalina, se abre una vía para hidratación intravenosa, en fin, todas esas cosas que se le ponen a los tipos que van a emergencias más toda la parafernalia acostumbrada, una bufanda, ropa vieja y feísima, medias al tono, se le asegura el control remoto en la mano con pegamento quirúrgico y comienza a toser, estornudar, moquear, lagrimear, gemir casi en ultrasonidos y es evidente que el mundo se ha detenido por siete días.
En cambio en las mujeres la cosa es mucho más sencilla, no se nota. Todo sigue como antes pero se sabe que esta mujer esta haciendo todo lo que suele hacer y mucho más, como por ejemplo cuidar a un hombre simultáneamente enfermo o ir a pagar el impuesto inmobiliario que vence en una semana pero no, lo tiene que ir a pagar justo ahora o hacer horas extras en el trabajo, llegar y limpiar el baño en invierno cuando justo se rompe el calefón, lavar la ropa en la pileta de cemento del patio cuando las condiciones metereológicas se comparana a las de "El día después de mañana", ir a la reunión de la Familia Piemontesa, etc, etc y un florido etc. Algunos mujeres cuentan con esta capacidad de resistencia hasta los nueve meses de gestación e incluso meses posteriores al parto, en ese caso no hace falta describir la situación con un hombre enfermo paralelamente.
Esto francamente no es divertido, es muy peligroso.
Una mujer puede decir con esta actitud a través de un sencillo lenguaje corporal que está esperando cierto reconocimiento pero que no sea tan evidente que se note, como por ejemplo hacer un masaje de pies o un simple mimo o una sencilla pregunta como "cómo te sentís".
La mayoría de los hombres ignora todo esto o al momento de entender lo olvidan inmediatamente con expresión perpleja y siguen adelante preguntándose en voz alta "y a ésta qué cuernos le pasa" y van por la vida firmando sentencias de muerte como autógrafos o acumulando puntos para el momento en que se tenga que pasar factura o hasta un punto de no retorno en el que ni una silla de masajes automáticos shiatsu puede ya obrar el milagro.
Así que he decidido poner mi grano de arena y alertar a todos mis congéneres en una especie de llamamiento para seguir viviendo. Nada hará que una mujer detenga su alocada carrera meteórica contra un virus y los elementos mientras arremete contra toda clase de problemas y obstáculos en la más estoica de las posturas. Solo podemos intentar hacernos a un lado, ofrecer una mano amiga, honrar la causa, admirar los mecanismos de la naturaleza y evitar ser quemados por la lava o, al momento de estar enfermos, reducir la intensidad de los síntomas, emular más al perro herido que al hibernante oso e ir al médico con predisposición y animo combativo en pos de una recuperación más rápida y justificarle el Mercedes modelo 2008 al sátrapa que ni de tu nombre se acuerda.
Todo lo up supra mencionado también va para la hernia de disco.
Se piden disculpas por el poco pulido estilo pero bué, estoy enfermo.

9 comentarios:

Cieguilla dijo...

Mi novio tambien esta con man flu y se pasea por la casa con un puchero tatuado... lo peor de todo es que me contagio y hoy me pase el dia recostada en el sillon.

Que te mejores! xx

Luciano dijo...

Hay una epidemia de gripe dando vueltas.
Bueno,me tiraste todo el post abajo con tu día en el sillón :( O por ahí mejor.

Galo dijo...

epidemia de gripe... de vagos sera! Es broma, mejorenseN!

amelche dijo...

¡Ja,ja,ja! A pesar del "poco pulido estilo", es buenísimo.

amelche dijo...

Que te sea leve, recupérate pronto.

Bea dijo...

Post brillante...si lo pones en practica, digo lo del masaje de pies y la simple pregunta de como estas. El remate de Ceci "man flu" y de Galo "epidemia de vagos" hacen una postdata perfecta. Luciano, chapeaux para Ud. que ha escrito la mejor tesis o el mejor epilogo para un libro que podria llamarse...Los hombres son de marte y las mujeres de Venus!!! Que te mejores pronto y que Dios se apiade de Angela. Besos

Menta Ligera dijo...

Tan cierto... Tan pero tan apropiado y preciso que me has dejado anonadada. Que te cures pronto. No quiero echar leña al fuego, pero mi ultima gripe duro un mes y dias...

flavia dijo...

jajajajjajaja!!!!! me has hecho reir con eso de "andar firmando sentencias de muerte..."...
caballer, y con este post, más caballero que nunca, le deseo una pronta mejoría!!!!
un abrazo!!! ...y un malbec tibiecito con canela...;)

venusina dijo...

Cof cof, me contagiaste vía bloglines! Igual no me quejo tanto, voy a trabajar y todo porque me la banco. Ahora, reposo acccsoluto Motonet.