Solsticio de sol

Bueno, hace rato que no escribo, mis ojos se cerraron y el mundo sigue andando.
Hace un tiempo largo escribí sobre Newgrange. Hoy o mañana es el solsticio de invierno en el hemisferio norte (siempre quise decir eso) y por primera vez se emite en vivo y en directo la entrada del primer rayo de luz solar en la tumba megalítica.
Por una extraña razón me siento conectado con la gente que construyó esta máquina terrestre-celeste. Creo que es mi ansia de trascender más allá de la muerte (y quién no).
Si pueden conectarse a las 8:30 am hora irlandesa, 5:30 hora argentina, si no, vean ahora el pequeño documental en este sitio (seleccionen View the Archive). Y si no, creánme, he estado en su interior y el frío me quemaba las córneas, más allá de la barrera entre los vivos y los muertos era el tiempo.

Hoy fue el día más corto y frío del año, por lo menos hasta hoy. Decidí ir caminando al trabajo al ritmo de mis auriculares mágicos y zapateando zapateando casi me mato un par de veces resfalando sobre el hielo. El sol salió todo inflamado y naranja y le gane una carrera imaginaria a un rubio largirucho que se animo a pasarme, el muy descarado. El morocho rules.

3 comentarios:

flavia dijo...

qué linda manera de ir terminando el año!!! me quedé sin palabras...gracias, mil gracias por compartir ésto con nosotros!!!

Bea dijo...

Muy muy groso. Es como que en ese momento uno debe sentir que hay alguien o algo realmente todopoderoso alla arriba. Feliz Navidad para vos y para Angela. Abrazos!

venusina dijo...

me hiciste acordar a Miguelito (de Mafalda). Si ahí hace tanto frío prefiero no trascender, brrr. Qué mala onda esta mina!
Saludos che