La ruralidad de Galway

Es la segunda vez que pasa. Casi me llevo puesto un sulky.
He visto mucha gente en ponies pero en Dublin. He visto pibes montando ponies en los lugares más raros. Cultura caballar que le dicen.

Muchos autos llevan un carro con su respectivo caballo a bordo. Siempre andan por las rutas rompiendo los kinotos. Irán de feria en feria, de mercado en mercado, de jineteada en jineteada, qué se yo. Lo raro es que el caballo que me tocó adelante se puso a relinchar como a 70km/h.
No es lo mismo que oler un camión lleno de chanchos, pero que te relinche un caballo de vehículo a vehículo es llamativo. Es como si de golpe certificara que es un caballo. Me explico? En las personas no pasa que al emitir sonido certifiquen su condición humana y pensante. Todo lo contrario.

Hay una línea muy delgada entre la ciudad y lo rural en Galway. Se nota que la ciudad se ha ido extendiendo y que han ido quedando pequeñas islas encerradas de piedra y hiedra, viejas pircas entre nuevas casas, un hotel de cinco estrellas frente a la antigua granja que sigue cruzando las vacas de un campo al otro para rotar la pastura. Pero como el mercado manda ya se empiezan a ver subdivisiones con flamantes grandes casas o bloques de departamentos adonde los hijos han hecho negocio en lugar de continuar la tradición campestre.
Sería interesante volver en cinco o diez años a ver el estado de las cosas, adónde se superponen ahora los límites y si siguen las vacas mirando embotellamientos de 8 a 10 y de 15 a 19.

1 comentarios:

Lord Greystoke dijo...

Y no viste los tractores por el centro?
Y las vacas junto al cartel de Aer Arann en la bajada de Parkmore?
Y la granja en la otra esquina de Parkmore, la del lado de Briarhill?
Galway es como los hongos expandiendose en el campo. Van dejando algunas areas rurales sin cubrir con cemento. Vos tenes granjas a menos de 600 mts de tu casa. Ya desapareceran.
Es como que nosotros somos los intrusos. Deberiamos usar todos flat caps y wellies para estar a tono. Y conducir un VW Jetta '87 rojo, con un acopladito llevando turba. Asi estariamos a tono.