Mis gloriosos hermanos

" A la puesta del sol, pero también al alba, hay días en que el río semeja oro líquido, y ello ocurre sobre todo cuando fluye sobre la llanura, con la ciudad de Jericó de un lado, y del otro los bosques de acacias y las altas colinas de Galaad. Es el río Jordán. Pero hace mucho, mucho tiempo, para el pueblo que llegó luego de atravesar las llanuras secas y marchitas y el desierto ardiente, y que por primera vez veía el río entre el follaje verde de las acacias, era un milagro vital y alimenticio que trascendía a la mera existencia del agua. Como necesariamente debía ocurrir, lo llamaron Nahar Zahav, el río de oro, y los bosques de acacias fueron para ellos el bosque sagrado de Sittem. Cuando por primera vez llegaron a la orilla de este río de oro, trajeron consigo el recuerdo de un antepasado que otrora había vivido sobre la tierra que se extendía del otro lado del río. También trajeron consigo el polvo seco y la ardiente memoria del desierto, el recuerdo del infinito vagabundear beduino, del hambre insatisfecha y de la sed no saciada. Penetraron por este recuerdo hondo y seco, contemplaron, del otro lado del río, los verdes prados y colinas de las tierras de Canaán. Allende el río había también otras cosas, que a los errabundos habitantes del desierto se les antojaban inverosímiles..... y hombres de guerra, cubiertos de relucientes armaduras, que montaban carros de altas ruedas. El pueblo vagabundo del desierto no temía a los hombres de relucientes armaduras. Muchas cosas temían, pero no a los hombres armados, pues el pueblo vagabundo armaba a sus hijos casi en el momento de destetarlos. Pero cuando el pueblo vagabundo llegó por primera vez a la orilla del río era sólo un puñado de hombres, una familia, un clan. A pesar de todo, cruzaron el curso de agua, atraídos por los verdes campos como una astilla de hierro es atraída por un imán; y cuando fueron rechazados se defendieron con una furia que los habitantes de Canaán no habían visto jamás. Pero los cananeos nunca habían sabido lo que era contemplar los verdes prados desde las ardientes arenas del desierto, y por consiguiente nunca comprendieron por qué el pueblo vagabundo luchaba con tan terrible furia. Una y otra vez el pueblo vagabundo tornó a cruzar el río, y una y otra vez fue rechazado. Pero con el correr de los años el lenguaje de los cananeos acuñó e impuso un nombre para este pueblo. Se los llamó " los del otro lado del río"; en idioma cananeo, Ivri, síntesis de significado y de amenaza en una sola palabra. Con el tiempo, la palabra se convirtió en hebreo. "

Howard Fast Josué, el guerrero judío, El río de oro (fragmento)



" El que resiste a los tiranos obedece a Dios, decía el estandarte de los Macabeos, y encabezando primero un grupo de agricultores de su aldea y luego al ejército judío que formaron, llevaron a cabo la más gloriosa de las guerras contra el conquistador extranjero de su patria. Guerra de bravura y de sacrificios, de liberación e independencia fue el primero de los movimientos de oposición a la dominación y el sojuzgamiento que registra la historia de la humanidad. Integrado por hombres que vivían cultivando la tierra y sirviendo a Dios, bregando por la paz y la vida, que reposa en tres principios: la Ley, la verdad y el amor, aquel minúsculo pueblo, el único que no tenia ejércitos mercenarios, tuvo que organizarse en grupos de resistencia para enfrentar monstruosas fuerzas de centenares de miles de soldados profesionales. Los judíos transformaron su país en una trampa mortal para los invasores, descargaron lluvias de flechas desde todos los cerros, todos los riscos y todos los árboles, pelearon en los desfiladeros y las quebradas con lanzas y cuchillos, en sangrientos encuentros cuerpo a cuerpo, y después de treinta años de incesantes batallas aprendieron, y enseñaron al enemigo a su costa, que es imposible arrancar a un pueblo de la tierra donde nació. "

Howard Fast - Mis gloriosos hermanos (fragmento)


La cosa no termina más, parece. Y los roles se han confundido. Ni siquiera se han invertido, lo cual haría las cosas más fáciles.
Qué se yo, si todo fuese solamente gloria, pero hace rato que ya no sabemos qué cuernos es.




Orinami:

Quise hacer esto



y me salió esto:




12 comentarios:

Esther Croudo Bitrán dijo...

Tus palabras sensatas hacen bien entre tanta odiosidad que se lee sobre el conflicto en la blogosfera. Casi irresponsablemente, como si estubieran ante un juego de rune scape.

Saludos

Anavi dijo...

Si fuera solo eso...pero da miedo, verdad?? ojala que esto no llegue a mayores!!

Charly Karl dijo...

Siempre triunfa el que resiste a los tiranos acatando las leyes de Dios. Sobran los ejemplos algunos son Mahatma Gandhi, Nelson Mandela y muchos más que en algunos casos han muerto en el intento como Jesucristo, pero su ejemplo al decir sobre sus verdugos "perdonalos padre, no saben lo que hacen", es una clara muestra de que la ley del talión, es decir ojo por ojo, no sirve para nada.


Saludos

amelche dijo...

Tienes razón, los roles están confundidos, los límites y la ética ni se sabe dónde (sin comentarios la matanza de civiles, sobre todo, niños porque se comenta por sí sola) y, en fin, que supongo que habría que hacer algo, pero no sé qué ni cómo.
En cuanto al orinami, a mí no me hubiera salido más que un trozo de papel arrugado, soy muy patosa para los trabajos manuales.

Galo dijo...

Si no hubiera leyes de dios, capaz que ni habrian estos quilombos, por otro lado

Federico dijo...

La historia a demostrado que cuando las creencias religiosas migran al fanatismo estúpido, terminan sucediento estas cosas.
Encima, si sumamos intereses políticos, económicos, de armamentismo (Léase EEUU), la cosa empeora.
Lo que más me duele es que 60 años atrás muchos de estos pueblos fueron perseguidos, torturados y asesinados, y no veo que hayan aprendido mucho. Ahora son muchos de ellos los que persiguen y matan.
No soy una persona muy religios, pero la muerte no creo que sea parte de las "Leyes Divinas".
Espero con este comentario herir susceptibilidades.
Ojalá todo se arregle y termine en Paz.

Federico dijo...

Quise decir "no herir susceptibilidades".
Disculpen el error.

Bea dijo...

Como se puede nacer, vivir y morir en el odio? Cuando se podra calmar tanta bronca, tanta tirania, tanta avaricia, tanta incomprension, tanta ley quebrantada...de ambos lados, de todos lados. Yo llega un momento en que pierdo la perspectiva. No puedo definir quien tiene razon, quien no. Llega un punto que pierde logica y razon.


PS: al margen: soy yo sola o hay problemas para entrar al blog de Robert?

Anavi dijo...

Bea: la pagina de Roberto esta de baja momentaneamente, pero ya volvera pronto seguro.
Se le extraña mucho!!!

Bea dijo...

Uhhhh que paso?? tanto tiempo sin banda ancha que no sabia...donde esta?

Bea dijo...

Uhhhh que paso?? tanto tiempo sin banda ancha que no sabia...donde esta?

Bwana Roberto dijo...

Bea,

Estoy de voyeur nomas por el momento. La pagina quizas vuelva, quizas haga una nueva. Veremos en un tiempo.
Saludos,
Roberto