Estanciero.


1) Un plan de rescate inyecta 200.000 millones de dólares en el culete de la agujereada economía. Mala idea, yo tengo una mejor, en lugar de dársela a los bancos se le da a 200.000 tipos que de la noche a la mañana se convierten en millonarios. Es cierto que ahora con esa plata en el norte desarrollado te comprás más bien poco, pero en el sur no te alcanzan los dedos para hacer cálculos. Estamos en crisis y sin embargo la economía puede parir 200.000 nuevos ricos que estrategicamente ubicados funcionarían como pequeños motores regionales.
Eso se puede hacer una vez por año si es más o menos lo que cuesta la guerra al terrorismo y es claro que en 10 años tendremos más o menos 200.000 x 10, lo que da un total aproximado de 2.000.000 millonarios que, si no se la encanutan en Suiza estarían dando de comer a numerosas ramas del consumo.
Supongamos que uno tiene en promedio dos cuñados entonces estaría comprando una casa para uno mismo, un depto para los viejos y dos prefabricadas Anahí para los cuñados quedando plata todavía para una casita en Funes o en Pilar, donde usted quiera, con piscina riñón y asador estilo Luis Miguel XV y de yapa un par de taxis y el auto propio, claro.
La economía se beneficia porque se mueve el tema de la construcción y hay más taxis en la calle, con lo que la gente se siente más tranquila, contenida y vigilada y piensa que no hay crisis, porque lo importa es lo que la gente sienta, no cuanto tiene en el bolsillo.
Y si el altruismo de estos nuevos ricos llega al punto de que donen sumas generosas a entidades de bien público entonces tenemos el famoso derrame, que es la salpicada del chapoteo sobre los más pobres.
No dudo de que mi idea tiene algunos puntos débiles como la mala utilización de estos fondos o la mala selección de los individuos que terminen corrompiéndose por la súbita ascensión en la escala social, pero en todo caso qué es lo peor que puede pasar? Que se dediquen a invertir el dinero de manera fraudulenta en actividades de alto riesgo pero grandes dividendos que se basan principalmente en la explotación de congéneres y que con la reinversión de esas ganancias se proceda repetir el proceso conformando conglomerados de inversionistas que incluso puedan llegar a invertir en bancos donde se otorguen créditos con altos intereses para que el resto de la gente acceda a bienes y servicios que de otra manera no podrían y que además algunos son totalmente innecesarios?
Eso si, eh, nada de hacerse socio del Jockey Club.

5 comentarios:

Tamara dijo...

No te voy a negar que está bien pensando y que la casita en funes es tentadora...
Pero...Primero que esos 200.000 millones no son de regalo, no son los Reyes Magos (aunque en hacer desaparecer la nuestra y multiplicar la de ellos otra que Copperfield son...) la guita es para créditos y después con los intereses que cobrán terminan recibiendo 200 veces más o sea, lo único que inyectan es más guita en sus bolsillos, porque ,además, quienes son los dueños de los bancos? Son todos los mismos, son los dueños del mundo y la guita es como un boomerang que vuelve multiplicado para ellos...
Y segundo para que se van a arriesgar a la posibilidad de que otros inviertan y ellos ganen un poco menos, porque ganar, ganan siempre...(como Microsoft, le bajaron un 11% las ventas y ya despiden a 5000 tipos, repartir la de ellos, no way!!)
Como siempre muy bueno lo tuyo, paro porque sino sigo hasta mañana:), perdón por la extensión de terreno...Un beso

Marian dijo...

Usted es un estadista.

Luciano dijo...

Tamara: ya tenés tema :)
No te engranes, lo mío es estadismo ridículo sucrealista.

Marian: viste? No sé si andaría bien pero no pararía de imprimir billetes.

Tamara dijo...

Paso a paso, dijo Mostaza... Está muy verde ese tema, necesita redondeo :)(que no es mi fuerte)Igual gracias! colaboraste bastante con tu post! Tu lusus naturae apareció en el de hoy...gracias de nuevo!...

Bea dijo...

A mi me mato lo de la vivienda Anahi para los cuniados. A parte cuando yo era chica a veces con el auto pasabamos por lugares donde estaban promocionadas estas Anahi y a mi me fascinaban, me parecia una cosa de cuento eso de tener ahi la casita lista en un ratito. Era como los enanitos de jardin. Me parecian hermosos. Que cosa como la inocencia de la infancia te atrofia el gusto (aunque los enanitos de jardin me siguen fascinando). Besos