Ich bin ein bolen von frailen.


1) Berlín es una ciudad que, si fuera una persona, tendría la cara cruzada por una enorme cicatriz sobre una piel perforada por las marcas de la viruela o un terrible acné. Se viste con vaqueros sucios, una camiseta agujereada y una campera negra de cuero.
Es una hermosa mujer pese a todo y jura que se va a mantener sobria mientras pinta grafitis y escucha metal al mango a las 2 a.m en un vagón de subte que anda en círculos y pasa de oeste a este sin un traqueteo.


2) Alemania es un pais en el que han pasado todas las cosas en dos siglos, así que les pedí que por favor se queden quietos y no rompan por unos 40 años más. Están de acuerdo.

3) Berlin no tiene un centro, tiene varios y bien alejados entre si, pero el sistema de transporte es espeluznantemente puntual, eficiente y popular. Tienen un subte llamado U-Bahn y un tren que a veces es subte que se llama S-Bahn. Los dos sistemas se superponen y entrelazan y pese a estar todo en godo, se entiende clarito.
Hay bosta de perro en las veredas, muchos puchos y algunas botellas, lo cual, me dijeron, no sucede tanto en otras ciudades de Alemania. Berlin es un poco más desatada.

4) Los alemanes aman todo lo que sea latino, la música, la comida, el calor, el baile, y aprenden minuciosa y ordenadamente un par de danzas que sin embargo deberían bailarse improvisadamente sin tanto uno, dos tres y cuatro. Esto lo sé porque yo, pese a ser latino, no puedo bailar nada y tendría que ponerme a estudiar, como ellos.

5) Durante los Juegos Olímpicos en Pekín hubo un atleta alemán ganador en una disciplina que no recuerdo. Durante unos breves segundos la tevelivisón mostró la bandera de la República Democrática de Alemania para luego cambiar y mostrar la bandera de la República Alemana, que es la que corresponde. La pregunta es, por qué cuernos siguen los chinos incluyendo la bandera de la ex-RDA en su lista?

6) La nostalgia por la ex-RDA es evidente. Hace unos años trabajé en un call center y varios técnicos del equipo alemán tenian la bandera con el compás y el martillo. El hombrecito de los semáforos (ampelmaennchenn) sigue vivito y coleando y he de admitir que uno se siente más cómodo con esta figura, como si el pibe interior disfrutara con hacer cruzar al pesado adulto cada cada bocacalle, El Trabi, el auto económico, parece que va a hacer su regreso triunfal, como el hijo prodigio del Ave Fénix.
La idea es que los dos Alemanias eran así: una rica, progresista, libre pero malcriada y la otra pobre, sufrida y un poco más solidaria.
Esto lo sé porque me lo dijeron ellos, para qué te voy a decir que no si sí.

7) El monumento a los judíos o al Holocausto sorprende. Primero uno no entiende qué es y de a poco se va sumergiendo en un oceáno de bloques de cemento plantados en una depresión en el terreno que no se adivina desde afuera.
Después uno se separa y se pierde y está solo y los bloques son cada vez más altos y el ruido del tráfico deja de escucharse, a veces uno se cruza con otro visitante perdido que pasa raudo y en silencio como una laucha.
Después salís y es como si sacaras la cabeza de abajo del agua y te llega un mensaje, adónde estás?

8) Y eso, qué me voy a andar haciendo el que comprendo el ser teutón si se hacía la Berlinale y yo no tenía ni la más palida idea.

13 comentarios:

Maguita dijo...

Me encantó la comparación con la mujer... así, re punk uno se imagina a Berlín. Y llena de cicatrices. Me muero de ganas de conocer esa ciudad. Pero bué, vamos de a poco. Acá también hay bosta de perro, botellas, y puchos, pero a Nápoles y su vecinita que es donde vivo yo, las compararía con un futbolista, lleno de lesiones; un pirata, con ambos ojos rotos, y pasados de sustancias no permitidas tutti e due.
Hay fotos? No aun... pasé por Flickr y no tán. Se las espera.
Salute!

Galo dijo...

Que buen post, Motoneten.
Es lo que me esperaba, de usted y de Berlin. Me entraron ganas de ir.
Es como decis sobre el transporte, esta todo mezclado y en aleman, pero se entiende perfectamente. Y su maldita puntualidad exaspera.

Tamara dijo...

Menos mal que su personalidad eficiente, puntual, minuciosa y ordenada ahora la usan para el transporte y para aprender a bailar, que sigan así y que no rompan, es cierto...
Acá, en el centro, pusieron en los semáforos, unos tipitos (de esos hechos como con palitos) que corren cuando podés cruzar mientras te muestra una cuenta regresiva de 20 segundos, es muy gracioso y te despierta el niño interior que quiere cruzar corriendo como el tipito, sola no dá, pero cuando voy con los chicos aprovecho :) (si ya los viste fue al pedo toda la explicación!!)
Call center, me recordaste que el Lunes se me termina la joda...
Muy buena reseña...

Anita dijo...

Transporte público puntual! Una delicia.
Berlín, quiero conocerla. La imagino tal cual la decís vos...opuestos entremezclados por todos lados.
Ah y nada que ver pero...cómo me gusta ver todo lo que hizo Fassbinder!!

Marian dijo...

Hay que saber historia para entender tu titulo :)
De acuerdo con el inciso 4. Me sumo a la clase para incapaces latinos.
A mi me encanta ir a Alemania (que es decir todos los dias porque estan aca atras). Berlin es, como toda cosmopolita, un bardo...pero lindo este. El resto de Alemania hay veces que parece frenada en el tiempo (como en Bavaria). Ciudades como Aachen y Koln (que son als que visito yo seguido porque tengo cerca) son grandes, limpias, modernas, culturosas y podes morfar como una besssstia por la mitad de lo que te cobran en el resto de Europa. Esencial ese dato.
La cosa es que uno se pregunta como estos tipos que son tan amables, te ayudan, se paran a charlar, se interesan, si estas perdido te acompanian... como estos tipo son los que armaron tanto bardo en los primeros 50 anios del siglo pasado...

Cieguilla dijo...

Berlin es la unica cuidad de Alemania a la que volveria por placer :-P

Estas seguro de que estan de acuerdo con no romper mas? Por que no te pasas por mi oficina si tenes tanta influencia?

Muy buena descripcion, coincido en tu punto de vista.

Besos xx

Luciano dijo...

Maguita: definitivamente no es un tipo :)
Ahí puse fotos en flickr!
Donde vos vivís es un poco más salvaje, cambia la música y la campera de cuero, no?

Galo: gracias amigou! Exaspera, no erran una los guachos.
Andá y coincidimos.

Tamara: son buena gente, fueron mal aconsejados...
Si, ví los tipitos que se mueven, son simpáticos pero no como este hombrecito con sombrero.
No se termina, empieza una nueva...? jaja
Suerte.

Anita: ah no, me mataste, no vi nada del tipo, materia pendiente :(

Marian: no se por qué, creo que son buena gente con ciertas condiciones que los hicieron víctimas y motor, combustible ideal del facismo. Pero ahora tienen otra misión y es guardar que no suceda de nuevo.
Barata la comida che, y rica la cerveza.

Cieguilla: si, de una, me gustó mucho. Etuve en Dusseldorf y no volvería, no me vuelve loco, Berlin es más caótica e intrigante.

Bea dijo...

Que buen post nene, con la sutileza y la minuciosidad que te caracteriza y esa forma tan particular de aclarar sin oscurecer. El dato de Marian me parecio importantisimo, digo lo de comer como bestias pero barato! Bs

Hurricane dijo...

El Trabi tiene sus admiradores y los tendrá por siempre, si hasta versión limusina le inventaron...
Y con respecto al monumento al holocausto, leí que el intento es ese, justamente que te pierdas y que te sientas como ahogado, esos bloques son el nazismo, que empieza organizado y parejo y luego se deforma, te sumerge y te tapa.
salute!

Galo dijo...

ME acorde que hace un tiempo largo, en un psot tuyo, me anime a hacer mi top 3 de posts Motonetas. Si hiciera ahora un Top 5, este entra y habria que evr en que puesto.

Ni buena ni mala... dijo...

No conozco alemania, pero me imagino Berlin tal como lo describis.
Un amigo mio me dice que en el resto de Europa le temen a los Alemanes e Ingleses porque fuera de sus paises son autenticos Hooligans.

Menta Ligera dijo...

No conozco Alemania pero sí a muuuuchos alemanes. Da gracia verlos bajar del avion, algunos creen que aca todavia vamos al galope con plumas y taparrabos. POr lo demas, buena gente, desesperantemente meticulosos, eso si.

Laura dijo...

Llevo meses acumulando ganas de ir a Berlín.