Con ojos de mermelada

No siempre ando con la cámara encima, pero la suelo llevar por si se me dá mi Watergate. Hoy me arrepentí de no meterla en la mochila vacía. Atrás del edificio adonde trabajo hay un gran terreno (un par de hectáreas) lleno de arbustos y algunos árboles y noté que el personal andaba agitado, debido a la inesperada presencia de un ciervo.
Lo estuve viendo antes de que desaparezca; fué algo hermoso, parecía que flotaba sobre las matas. Después se esfumó entre la vegetación.
Ahora bien, no sé cómo llegó hasta ahí porque no estamos cerca de ningún bosque y hay dos rutas que encierran la colina. Si llegó hasta acá desde un bosque entonces tuvo mucha suerte, y si no, se escapó de alguna granja cercana, he visto carne de ciervo en el supermercado.
Insisto, somos muchos, estos seres tranquilos de ojos de mermelada deberian reinar sobre las pampas universales. O entonces por qué seis tipos nos quedamos en silencio viendolo desplazarse?

Pónganme a mi a trotar en cueros y no creo que una manada de ungulados se maraville con mi tranco.
Ya puedo oirlos atragantarse con el pastito.

9 comentarios:

Bea dijo...

Muy tierno este comentario y nunca habia recaido en eso del color mermelada de los ojos. Ahora...mucho bambi pero despues del post anterior (que me cago el momento emotivo que venia teniendo -es que leo de arriba para abajo!) mas que uno necesitaria una manada de bambis!!!!!!!

Charly Karl dijo...

Preservar la flora y la fauna de nuestro planeta es una obligación que tenemos los seres humanos, porque todo lo que existe tiene un motivo, y actuar en contra de la naturaleza implica actuar en contra de uno mismo y de las generaciones futuras.


Un abrazo

Luciano dijo...

No te preocupes Bea, podes leer de nuevo el post....si sirviera de algo! :)
Que le vamos a hacer?
LO peor es que parece que hubo cierta complicidad de los medios, porque no lo pusieron en prmera plana...Eso es lo peor.

C.Karl: Hoy lei que el volumen de peces se redujo en un 90% en el ultimo siglo.
Bien no vamos.

Anavi dijo...

Que lindo que hayas podido ver el ciervo! la verdad es que animales asi...y encima salvajes son hermosos.
Aca donde yo vivo hay muchisimas granjas de ciervos y yo no lo sabia. Me entere cuando dije: mira que lindos los ciervos!! y me contestaron: Si, son para comer!
La verdad es que me dio mucha pena, pero despues me puse a pensar que es mejor asi a que los maten a mansalva y a lo loco ilegalmente.
Como te daras cuenta, he vuelto a tener computadora ya que llego Peter ayer de viaje y lo hice pasar derechito a que la arreglara!!
Un saludito y extrañaba leerte!
Que buen gol el de este chico Maxi no???

Diego dijo...

Motoneten este post me hizo acordar a la "Gran de Niro" en the deer hunter o la mal llamada el francotirador, en su relato hay mucha poesia y la verdad es que me conmovio...Bueno ahora pasemos a las papas, acabo de leer que anduviste por alemania en el seis a cero a serbia...yo pense que el Equeko era Bwana pero no el real Equekp es usted, donde le manadamos los dolares? Ahora contra Alemania la seleccion lo necesita!!!
Te leo.

Galo dijo...

Te lei, Luciano, y me acorde que la primera vez que vi un ciervo fue ya ahumado en un bolichon de Bariloche. Que cucaracha que soy, tan de ciudad.
Dan en vivo tambien esa imagen fragil que aparentan sus piernas?
Igualmente, que ganas de llenarme de fauna la flora intestinal...

Luciano dijo...

Y yo tambien soy de ciudad. Pero los primeros ciervos que vi fuera de un zoologico fue en Dublin, en el Phoenix Park, un parque muy cerca del centro de la ciudad adonde deambulan los bichos mas o menos a piacera.
Y despues este mismo.
Si, mas que fragilidad parecia que temblaba por dentro y flotaba.

Marcos Bauzá dijo...

¿Vos nos querés hacer emocionar con tu post?

Bueno, lo lograste.
Me pregunto porqué algunas inofensivas especies de la fauna silvestre no tienen sus espacios dentro de las urbes que habitamos.

Lo pregunto porque he visto en Japón como hay peces en las fuentes y en Inglaterra estanques para los sapos y ranas.

En otras ciudades están reinsertando las aves como las cigüeñas y aves típicas como halcones, tal el caso de New York.

¿Son utopías o algón día aprenderemos a compartir el espacio que nos rodea?

Luciano dijo...

En Dusseldorf, como dije, los patosd no te tienen miedo. Aca enGalway hay muchos patos pero no te dan ni la hora.
Depende del grado de respeto que se les tiene, porque no te ven como amenaza.
Tambien vi unos peces carpa enormes y tortugas.
Nuestro bienestar implica el de los demas, y a nivel especies tambien.
Ojala estemos todos bien en Argentina.
Me acuerdo que en el lago del Parque Independencia en Rosario, solia haber peces y tortugas. No estan mas.