Granas.|

1) Hace poco le hicieron una radiografía a mi heredero al trono y le protegieron las pelotitas con una placa de plomo con forma de calzoncillo de Superman, osea slip, y a mi me dieron un chaleco de cocinero de Chernobyl. Ahora bien, no recuerdo haber recibido tal cobertura en mis gónadas durante mi infancia así que estoy un poco asustado por la cantidad de radiacion que habré recibido durante todo este tiempo. Encima el otro día me hicieron calentar en el laburo y me puse verde, se me dió vuelta la camiseta, me explotaron los pantalones y cuando quise tirar por la ventana la máquina expendedora de porquerías me hernié, me agarraron mis compañeros y me dieron una paliza tremenda hasta que me redujeron, me sacaron el pomo de témpera verde y me dejaron laburando en paños jirones sin calefacción. Me parece que me equivoqué de radiación.
En todo caso es un milagro que me haya reproducido con todo éxito.


2) Cuando éramos chicos mi vieja nos hizo una torta para el cumpleños de los tres varones, aunó las fechas, de abril a marzo, pero en Diciembre para que las sobras durasen hasta Navidad, y compró muñequitos de Colón de Santa Fé, que son más baratos, para simular el clásico Newells-Central. Ante nuestras quejas de que solo un equipo se encontraba presente en la cancha argumentó la falta de coraje del combinado auriazul y, para enmendar el cambiazo de escuadra posicionó la torta frente a un sistema de espejos donde se proyectaba, ahora sí correctamente, la imagen especular del equipo de Newell's Old Boys. Eso sí, los invitados podían ver la torta pero no tocarla. El pasto era de verdad.
Luego compró 1/4 kilo de galletitas pescaditos y en partiéndolas en trozos las repartíó entre los invitados diciendo, comed de este pescado, que no es mojarrita, y así nos alimentó a todos, porque los que no comieron se fueran enojados y así multplicó el alimento. Lo mismo hizo con una botella de litro de Coca-Cola, rellena con chupetín sabor Cola diluido en una pava de agua hirviendo, habiendo logrado las burbujas con una sopleteada de gas de garrafa.
Fué un cumpleaños inolvidable.

3) Desde ese entonces me quedaron ganas de comer granas de torta pero de verdad. Así que ayer fuí y me compré un frasquito de granas multicolores y me las estoy mandando al buche de a puños, esto es cierto, y algunas van a parar a bajo de las teclas y cuando aprieto fuerte crujen y se rompen y es el sonido más hermoso de la creación.

4) Se murió Gary Moore y el mundo es un poco menos bello.

10 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Y sì. Eran otros tiempos, y habìa que apechugarse con lo que habìa.

A mi me regalaron la camiseta de Atlanta, (que era mas barata) pero me dijeron que era la de Central.

Mal lo de Gary Moore (quien era?)

Saludos

Mariana dijo...

pero usteT tenia suerte... mi vieja ni pa los cumpleaños compraba Coca... ni siquiera un litro! Eramos tan pobres....

Alicia Seminara dijo...

Respeto a las madres que estiran el mango (y la imaginación!) al límite y encima tienen todas las explicaciones posibles para justificarse!

Madres inteligentes! Y encima no malcrían a los hijos!

Felicíteme a su madre, por favor.

Luciano dijo...

Gaucho: en mi vida vi una Coca-Cola, era todo jugo diluido.
Cómo que quien es Gary Moore!!!! Buscá en Youtube, pérfido.

Mariana: como dije, este post es pura fantasía, era todo jugo Jet diluido.
Te acordás de cuando 1 litro era mucho?

Alicia: yo también, che. Pasa que si mi madre lee esto me cuelga!

Vivi dijo...

Coincido con Alicia.
Mi vieja hacìa lo mismo, en verano nos tenìa felices a los tres con una manguera, nada de pileta. Què tiempos aquellos!
Te agrego a mis links Luciano.

Anai Le dijo...

¡Muy bien!
Éste sí que es un blog con... pelotitas.

(¿Todo bien? ¿Control nomás?)

Aku dijo...

Excelente los sonidos de la gloria que haces surgir de tu teclado, es muy lindo lo que contas, me distrajo un nanosegundo.

Yo estoy en crisis con mi pareja y posiblemente pase a la solteria en unas pocas horas, no se mas como frenarme la ansiedad y creeme que hice todo lo posible para que las cosas salgan bien=/

Mi pibe tendra que esperar,

Menta Ligera dijo...

Su madre es un ejemplo pero.. pasto de verdad! jajajaja!!!

Matias dijo...

Grandioso metodo de produccion de bebida cola...corro a problarlo!

Luciano dijo...

Vivi: y mi madre lo hace con sus nietas, a lo de la manguera!
Gracias!

Anai Le: si, todo bien ahora, ese fué el control final. Muchas gracias.

Aku: bueno, lo siento mucho, parece que es definitva la cosa, espero que si se tiene que arreglar tenga arreglo.
Un abrazo.

Menta: ja, bueno, abunda!
Es broma, eh.

Matias: y? sirvió?