Esto es todo por hoy.

Corto el pasto, hay sol, una brisa fresca me despega la camiseta de la pelusa del ombligo y la melanina de mi piel siente que su presencia tiene, en este morocho, otra vez sentido.
Termino de cortar el pasto, abro la caja de la cortadora y sale, triunfal y anaranjada, una mariposa sobreviviente del horror más arremolinado.

15 comentarios:

Silvina dijo...

Me emocione...me hizo a cordar a mi gato, que sobrevivio la prendida del la Ford 100, despues de haber pasado la noche acurrucado junto al calorcito del motor...

salio casi ileso...perdio un poco del pelo del lomo por causa de la correa, pero vivio muchos años mas... ahora, a la Ford 100 no se le acerco nunca mas...

El Gaucho Santillán dijo...

Bien, motonet. Eso es la vida. Destellos.

Con respecto al primer comentario, una vez, en el rastrojero de la fàbrica, salì a la mañana, y hacìa un ruido raro.

Resulta que me llevè, adentro del motor, el gato del vecino hasta la fàbrica.

En cuanto parè, saliò corriendo y no se lo vio màs.

Pobre.

Alicia Seminara dijo...

Un pueta.

Opin dijo...

Yo una vez hice una maraca rellena de bichos bolita. ¿No es lo mismo?

Luciano dijo...

Silvina: lo mejor es poner un perro adentro, así no se meten los gatos!
No sé cómo hizo la mariposa.

Gaucho: usted es un exportador de gatos!
Estos bichos son vivos para algunas cosas nada más.Qué se siente al manejar un rastrojero?

Alicia: má vale.

Opin: sí, mas o menos es lo mismo. No se me hubo ocurrido jamás.

El Gaucho Santillán dijo...

Mirà,Luciano, manejar un rastrojero "indenor", te hace sentir MUY MACHO. Es como una coctelera con ruedas. Pasaron 20 años, y todavìa lo recuerdo.

Pero lo mejor de mi vida, fue cuando estando en una fàbrica, un domingo al mediodìa (por un problema tècnico), habìa que salir a buscar el asado y el chupi.( por izquierda, obvio).

Y me fui en la ambulancia de la fàbrica.

Y cuando volvìa, PRENDÌ LAS LUCES Y LA SIRENA!!! Y todos se corrìan. Yo era prioridad, con mi carga de costilla y vino tinto. Me vine asì como cuatro kilòmetros.

Despuès de eso, no espero màs nada de la vida.

Luciano dijo...

Gaucho: no sé por dónde empezar a reirme!
Haga un compendio de esas anécdotas por favor.
LO más cerca que estuve de su experiencia subliminal fué tocar el silbato de una locomotora, andando y todo!

María Inés dijo...

wow!!!
un premio por cortar el pasto!!!

Luciano dijo...

María Inés: la verdad es que no me dan gaans de cortar el pasto.

Mariana dijo...

que susto eh! pueden salir cosas piores mire... pero que no sobrevivieron...

Luciano dijo...

Mariana; puede salir un Mendez, un Carvallo, etc.

Menta Ligera dijo...

Mariposas.. La tuya ahora tiene una historia para contar.

Luciano dijo...

Menta: a lo mejor la loca publica un libro y todo! :P

El Gaucho Santillán dijo...

14!! (hay que estar en todo, che!)

Luciano dijo...

Y, ya que estamos, 15.